1

ETB y Claro aceptan decisión “salomónica” de Corte Constitucional colombiana

En opinión de muchos, es una de las pocas veces que una sentencia de la Corte Constitucional en Colombia es aplaudida por ambas partes. El alto tribunal anunció que respaldaba la decisión que tomó el Consejo de Estado en la disputa jurídica que llevan la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá (ETB) y Claro (antes Comcel). Para muchos, una decisión salomónica.

Mientras que ETB considera que la decisión de la Corte Constitucional implica que Claro debe pagarle alrededor de 106.000 millones de pesos, la multinacional considera que la decisión del alto tribunal “ratifica que los Tribunales de Arbitramiento son los competentes para dirimir la controversia entre Comcel y la ETB”.

Un reportaje de la revista Semana da a conocer que ambas partes enviaron comunicados aplaudiendo la decisión de la Corte Constitucional. Por supuesto, cada contrincante interpretó a su modo la sentencia. Esta desconcertante figura es el resumen de una disputa que ya cumple 17 años en los tribunales.

Por un lado, ETB señaló en su comunicación oficial que, “la decisión de la Corte Constitucional, con ponencia del magistrado Jorge Iván Palacio, deja en firme el fallo del Consejo de Estado de 2012 que anuló los laudos arbitrales por los cuales ETB fue condenada a pagarle una millonaria suma a la multinacional”.

Por su parte, Claro indicó en su respuesta que “la Corte Constitucional ratificó que la instancia competente para resolver esta controversia son los tribunales de arbitramento. En efecto, el Consejo de Estado en su Sección Quinta ordenó que la disputa entre Comcel  y ETB por los cargos de conexión que se remontan al año 1998 debía ser resuelto por tribunales de arbitramiento convocados por las partes”.

La posición de la ETB se mantiene en que “como la tutela (ante las Cortes) no le prosperó a Comcel, esta multinacional debe devolver los dineros que ETB le pagó, tal y como lo ordenó el Consejo de Estado”. Asegura, además, que la deuda de Claro hoy asciende a más de 106.000 millones de pesos.

Para Claro, el panorama es completamente diferente. “La Corte Constitucional no condenó a Comcel a pagar deuda alguna a la ETB, sino por el contrario, confirmó el argumento de Comcel sobre la validez de los tribunales de arbitramiento que en el pasado y ahora se han pronunciado a favor de la compañía”.

La decisión más reciente se profirió en noviembre de 2014. El Tribunal de Arbitramento de la Cámara de Comercio de Bogotá falló este martes a favor de Claro, declarando que no tiene porqué regresarle 33 millones de dólares a ETB.

La ETB pagó la deuda en 2012 y aquí se suponía que ya se cerraba el caso. Sin embargo, como la compañía bogotana no estaba de acuerdo con la decisión y ya no había más instancias dentro del país a quién acudir porque todas le dieron la razón a Comcel, ETB fue a una instancia internacional y demandó a Colombia (no a Comcel) ante el Tribunal Andino de Justicia.

Recuento de una pelea eterna

El pleito jurídico entre Claro y ETB parecía no tener fin. La controversia se remonta a 1998 y está relacionada con los cargos de acceso, que son los valores que una compañía le puede cobrar a otra cuando utiliza sus redes, en este caso para llamadas internacionales.

¿Cómo es la historia? En 1998, ambas empresas firmaron un contrato de interconexión, que permite que las redes de ETB se conecten con las de Comcel. Estos se basaron en la regulación vigente, la resolución 87 de 1997.

Seguro es que el dinero que le pagó ETB a Claro en 2012 seguirá embolatado mientras las autoridades logran determinar cuál es la autoridad que debe definir el pleito. Una historia que parece no tener final.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.