1

Telecomunicaciones: Una era prometedora

Hoy se conmemora el día internacional de las Telecomunicaciones en homenaje a la fecha fundacional de la Unión Internacional de Telégrafos, que luego adoptó el nombre de Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). En 2015 se cumplen 150 años desde el día en el que se firmó el primer convenio en París, Francia, cuya misión era establecer las bases para el desarrollo del telégrafo eléctrico en todo el mundo.

Desde entonces, las telecomunicaciones han experimentado un crecimiento vertiginoso, sobre todo en los últimos 20 años en que la velocidad de la información y la celeridad de las comunicaciones se trasladaron hasta el centro de la escena. Una pregunta que se oye a menudo es ¿cómo hacíamos antes para comunicarnos? durante décadas, en las casas de familia existía un teléfono fijo y las personas debían turnarse para usarlo, por lo tanto, dependía de que la persona con quien intentábamos hablar estuviera en su hogar, o bien, que sus familiares le transmitan el mensaje para poder comunicarnos.

En la actualidad esa costumbre se fue reduciendo considerablemente. Hoy en día, las personas no sólo tienen la posibilidad de comunicarse en el momento que lo deseen, sino que también conocen a qué hora utilizó por última vez el dispositivo la persona con la que quieren hablar.

Pero a este grado de sofisticación e inmediatez de la información, no se logró de la noche a la mañana. Hacia finales de la década del setenta, las comunicaciones eran analógicas y no era posible enviar datos, sólo se transmitía voz. Este primer desarrollo se conoció como Primera Generación (1G). El segundo gran quiebre se originó al cambiar la tecnología analógica por digital, dando paso al 2G que permitió sumarle a la transmisión de voz, el envío de mensajes de texto (SMS) y mensajes multimedia (MMS).

La Tercera Generación (3G) significó un nuevo cambio de paradigma. Con esta tecnología se ofrece acceso a Internet ilimitado, y comienzan a tomar preponderancia la velocidad de reproducción de videos, el envío de imágenes, los mensajeros instantáneos y el desarrollo de aplicaciones, entre otros.

El aumento considerable que experimenta la demanda del uso de datos en la actualidad, ha originado la creación de una tecnología que permita satisfacer las necesidades actuales de ancho de banda, la Cuarta Generación (4G LTE). La clave de esta tecnología es la velocidad; mientras que el 3G brinda apenas entre 0,2 y 0,4 Mbps, la red 4G ofrece un promedio de 20 Mbps y puede llegar a un pico de 100 Mbps, permitiendo entre otras cosas, ver material audiovisual sin demoras ni interrupciones.

 ¿Qué es lo que sigue?

La implementación de 4G LTE abrirá las puertas a la utilización de los beneficios de la comunicación en tiempo real, tanto para los usuarios de telefonía, como también para las fuerzas de seguridad pública, que se verán sumamente beneficiadas por el desembarco de esta tecnología.

Sin embargo, es importante destacar que en momentos de crisis, todos los involucrados intentan comunicarse al mismo tiempo (con organismos de seguridad, familiares, etc) y las redes comerciales tienden a colapsar.

Es por este motivo, que muchos países de la región destinaron espectro de las redes 4G exclusivamente a las agencias de seguridad pública, para asegurar una mejor atención de emergencias y protección de la comunidad, al garantizar acciones coordinadas y organizadas en base al acceso y análisis inmediato de la información.

Chile, Brasil, México, Panamá, Colombia, Ecuador y Estados Unidos, son algunos de los países que ya reservaron una porción del espectro de banda en la frecuencia de 700 MHz para la atención de crisis y emergencias.

La nueva generación augura un crecimiento muy importante en las telecomunicaciones, y es fundamental tomar conciencia de los beneficios que generará la implementación de esta tecnología, puesta al servicio de brindar recursos a las fuerzas de seguridad para cumplir con su deber para con la sociedad.

 ¿Cómo se comunican las fuerzas de seguridad?

 La protagonista en este campo es indiscutiblemente la Radio de dos vías. En 1933, se instaló el primer sistema móvil de radios de dos vías en patrulleros de la policía de Bayonne, Nueva Jersey, y desde entonces, ha sido una herramienta fundamental en la comunicación de las fuerzas.

La mayor parte de su historia, la radio fue un medio análogo. Sin embargo, así como la tecnología digital ha transformado la música, la TV y otros medios tradicionalmente análogos, la tecnología digital de radio de dos vías ofrece muchísimas ventajas: más eficiencia de espectro para una mayor capacidad de llamadas, mejor calidad de voz, especialmente en rangos lejanos, y una cobertura más confiable haciendo más fácil escuchar y entender conversaciones, incluso en ambientes difíciles.

El futuro es promisorio, de la comunión de las tecnologías emergerán las soluciones que contribuyan a cuidar más y mejor a la sociedad.

 

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.