1

Internet de Todas las Cosas que funciona para todos

Qualcomm, que ha sido el motor de la innovación móvil durante 3 décadas, se encuentra sentando las bases para el Internet de Todas las Cosas (IoE). Este nuevo modelo integrará conectividad inteligente a todos los objetos que más nos importan, permitiendo nuevas clases de dispositivos y servicios, y brindando experiencias que ni siquiera podemos comenzar a imaginar.

Por Derek K. Aberle, Presidente, Qualcomm Incorporated

Actualmente, el Internet está incrementando en tamaño y escala, mientras que se espera que la tecnología móvil revolucione todo, desde autos hasta focos. Los analistas estiman que entre 25 y 50 mil millones de dispositivos se conectarán a Internet (y entre ellos) para el 2020. Pero no es suficiente que las cosas simplemente estén conectadas. Dicha conectividad necesita agregar valor. Un foco inteligente necesita ser más útil que un simple foco, porque de otra forma ¿cuál sería el punto?

Al centro del IoE

Mientras unos se enfocan en inversiones de I&D para áreas específicas de componentes básicos, Qualcomm se centra en la visión general, viendo a IoE como algo mucho más grande que sólo un marco de trabajo para conectar máquinas y otras “cosas”. La compañía estadounidense está sentando las bases para un tipo diferente de IoE, visualizando un arcoiris para cubrir las múltiples necesidades de un mundo verdaderamente hiperconectado.

Con una historia de 30 años en la creación de conexiones y ecosistemas inalámbricos, Qualcomm ya está al centro del IoE. La compañía brinda tecnologías que conectan a miles de millones de dispositivos y objetos. Hoy, las continuas innovaciones en conectividad, cómputo y tecnologías cognitivas no sólo permitirán a decenas de miles de millones de dispositivos y objetos volverse parte de IoE, sino también sumarán nuevos niveles de inteligencia a la ecuación, además de habilitar nuevas formas de interactuar.

Creando la tela para conectar todo

Entonces, ¿cómo podemos conectar de forma inteligente prácticamente todo? Para empezar, requiere de una gran variedad de tecnologías inalámbricas—incluyendo 4G LTE, 3G, Wi-Fi y Bluetooth— que no sólo crezcan para poder abarcar a todos estos dispositivos y objetos que estarán en línea, sino que también puedan habilitar nuevas formas de usarlos. La visión de Qualcomm para IoE transforma la manera en la que pensaremos cómo conectarnos y cómo interactuar. El objetivo es habilitar nuevas clases de servicios para controlar y descubrir, y crear una plataforma de conectividad convergente: la tela inteligente para conectar todo.

El IoE que se imagina va más allá que sólo conectar objetos. Será lo suficientemente adaptable y confiable para usarlo en necesidades de misiones críticas, incluso en situaciones donde no hay lugar a errores (como en el campo de los servicios médicos, el espacio de vehículos autónomos y más). Y el tipo de experiencias a los que da vida el IoE se expandirá todavía más, de la misma forma que las evoluciones futuras de LTE ofrecen seguridad y confiabilidad más altas, y a medida que las conexiones ultra confiables ideadas con 5G se vuelvan una realidad.

Para que ese futuro conectado sea posible, Qualcomm está mejorando las tecnologías inalámbricas para conectar una variedad mucho más amplia de dispositivos y objetos. Esto significa empujar los límites de la conectividad WAN y LAN a través de innovaciones en LTE Advanced t Wi-Fi, así como la convergencia de ambas tecnologías. Significa habilitar nuevos tipos de conexión, incluyendo comunicación de dispositivo a dispositivo como LTE Direct, y comunicación de máquina a máquina como LTE-M, y Wi-Fi ah, y más.

En este nuevo paradigma, los dispositivos y los objetos ya no son elementos finales: son partes integrales de la red que pueden transmitir, descubrir y comunicarse directamente.

Cuando tantas cosas se comunican constantemente, no quieres que tu televisor se confunda con datos del foco, sólo porque son fabricados por compañías diferentes. Para hacer que este gigantesco sistema trabaje en conjunto, Qualcomm Connected Experiences fue pionero en el desarrollo de AllJoyn (ahora parte de AllSeen Alliance), un idioma común de código abierto que aprovecha la potencia de la conectividad proximal de igual a igual para ayudar a diferentes marcas de dispositivos y aparatos a descubrirse e interactuar unos con otros.

Dando vida a las tecnologías cognitivas

Si todos estos dispositivos y objetos se van a volver realmente útiles para nosotros, es un hecho que necesitarán mayor inteligencia y más capacidades de procesamiento. La estrategia de Qualcomm es colocar más inteligencia en dispositivos y al límite de la red, justo donde tienen lugar las interacciones. Un gran ejemplo es el auto conectado. Los autos de Qualcomm ahora aprovechan múltiples tecnologías de conectividad y capacidades de procesamiento para brindar una completa variedad de conveniencia, información/entretenimiento y funciones de seguridad.

Inspiradas por el cerebro humano, las tecnologías cognitivas permiten que las cosas perciban (vean y observen a través de visión de cómputo y sensibilidad siempre conectada); razonen mediante aprendizaje; e infieran contexto. El resultado es que todas las cosas pueden actuar de forma intuitiva, y dar vida a nuevas experiencias de usuario, así como mejorar la seguridad y la privacidad.

Eventualmente, las cosas conectadas e inteligentes serán tan ubicuas que estarán integradas justo en la infraestructura de nuestros alrededores cotidianos. Hoy, muchos de nosotros damos por sentado los cables y la electrónica que hacen que el mundo moderno funcione. En el futuro, es posible que notemos aún menos esta omnipresente red de sensores y redes. En el área de cuidados de la salud, los sensores vestibles serán algo tan común como el chequeo anual al que remplazarán un día. Ésa es la promesa de IoE: cambiar la forma en que interactuamos con el mundo, para hacer que nuestra vida sea mejor.

Ayudamos a adentrarnos a la revolución móvil cuando los teléfonos análogos se volvieron digitales. Entonces nuestras tecnologías transformaron el cómputo y el Internet, haciéndolos móviles. Hoy, estamos permitiendo que el Internet de Todas las Cosas sea real.