1

Dónde buscar cuando Google no te satisface

Google es el buscador de informaciones p0r excelencia, de hecho se dice que “si ni aparece en Google no existe”. Pero hasta dónde es cierto esto. Puede uno conseguir alguna información o dato en otro buscador que no sea el reconocido Google; ¿se puede hacer algo cuando uno enfrenta un caso así?

Google, creado por los estadounidenses Larry Page y Serge Brain hace casi 20 años indexa más de un billón de páginas web. Pero el problema puede no ser tanto que lo que buscas no esté ahí, sino que lo encuentres. Por tanto, a veces podemos necesitar buscadores especiales, que no son tan conocidos pero pueden ser realmente útiles.

El área científica

A veces puedes estar interesado en encontrar información especializada o científica, que te asegure una veracidad y al teclear en Google puedes navegar durante horas entre páginas de economistas, chamanes, biólogos y curanderos que se mezclan en alegre combinación.

Una forma de encontrar estudios serios sobre materias académicas es navegar en portales que recopilan a modo de repositorios este tipo de información especializada procedente de investigadores de universidades e instituciones reputadas, según lo apunta el portal BBC Mundo..

Para buscar información académica de calidad y evitar páginas “extrañas”, lo mejor es usar repositorios como Social Science Research Network. Así, si estás interesado en las ciencias sociales, puedes buscar estudios de economía, derecho, humanidades, etc., en el portal Social Science Research Network, situado entre los mejores del Ranking Web of World Repositoires.

Si son las ciencias naturales lo que te interesan, los estudios de más calidad se pueden encontrar, por ejemplo, en scienceresearch.com que utiliza una “tecnología de búsqueda federada” dentro de la Internet Profunda para ofrecer resultados de calidad en tiempo real, según promete en su web.

También se puede encontrar información especializada en las investigaciones de Latinoamérica en la Red de Repositorios Latinoamericanos que coordina la Universidad de Chile.

¿Y los tuits?

Las redes sociales son ya un elemento clave de Internet. Los estudios muestran que cada vez consumen más parte del tiempo que pasamos conectados a Internet. Millones de mensajes fluyen en todas direcciones cada día.

Un buen ejemplo es Twitter. Según sus datos, se envían unos 500 millones de tuits diarios. Sin embargo, tratar de buscar estos mensajes puede producir un fuerte dolor de cabeza. Quien promete resolver este hándicap es Topsy, un buscador que permite localizar tuits desde el año 2006 en adelante.

Puedes buscar tuits de un tema específico, de un usuario en particular, incluir palabras claves, etc. Su versión básica es gratuita.

Buscador de fotos libres de derechos

En Google hay millones de fotos. Grandes, pequeñas, bonitas, feas, de dudoso gusto y de las temáticas más variadas. El problema es que si necesitas fotografías para un blog personal o para una presentación de empresa o para un trabajo universitario, puedes no ser tan fácil encontrar fotografías libres de derechos de autor, que no hagan que infrinjas la ley o qué puedan costarte un dineral.

Para buscar fotos libres de derechos es muy útil el buscador de creativecommons.org que rastrea imágenes con este tipo de licencias gratuitas de organizaciones independientes. Y no sólo eso, también ofrece la posibilidad de buscar música, vídeos y textos de similares condiciones.

Buscar con privacidad

Una de las grandes polémicas que envuelven a Google es la privacidad. Qué hace con la información que dejamos en nuestras búsquedas o en las cuentas de correo de su servicio Gmail.

Si buscas marcas de zapatos te aparecerán anuncios de esto por doquier, y sobre lo que escribes en tus emails… lo mejor es dejar hablar a la propia compañía:

“Las personas que utilizan el correo electrónico hoy en día no deben sorprenderse si sus correos electrónicos son procesados por el proveedor de correo electrónico en el curso de la entrega”, reconoció la compañía en un juicio por una demanda de espionaje a internautas en EE UU.

Una alternativa para navegar con confidencialidad es el motor de búsqueda duckduckgo.com, quien asegura que no registra la información del usuario.

Creado en 2011 por el científico Gabriel Weinberg, la empresa sostiene que cifra la transmisión de datos y que no usa cookies para recolectar información sobre la ubicación del usuario. Y no revela las búsquedas, sostiene.

Buscar en el pasado

Otro problema a la hora de buscar en Internet es que a veces vas a buscar algo que encontraste una vez y cuando vuelves… ¡fue borrado!

Para resolver eso existe el buscador Waybackmachine, que en realidad es un archivo de Internet que te ofrece esos contenidos que han desaparecido.

Lo lleva haciendo desde 1996 y en ese tiempo ha archivado más de 40.000 millones de páginas.

Con este buscador uno puede navegar hacia el pasado y ver cómo se veía, y qué decía, un sitio web determinado, en un momento específico de la historia.

Para ello basta poner el nombre de la página de interés y luego elegir los archivos disponibles en un calendario que identifica los momentos en que se hizo una copia de la misma para la posteridad.

¡

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.