1

Dinero falso se extiende por la “darknet”

Preocupa que el dinero falso se distribuya no por delincuentes tradicionales sino por jóvenes que conocen la “darknet”.

CIO América Latina | Por: Elibeth Eduardo

La advertencia es permanente: el dinero falso existe y hay mafia distribuyendo en cinco continentes. Pero ahora se valen del lado oscuro de internet: la “darknet“. Al menos en Europa.

Hasta ahora la mafia napolitana, La Camorra tenía casi el dominio exclusivo del negocio de los billetes falsos que se extiende en la “darknet”, la cara oculta de internet y guarida del cibercrimen, lo cual reta a las policías que en todo el mundo combaten el problema del dinero falso.

Una “start-up” montada a finales de 2014 desde el balneario de Pattaya (Tailandia) fabricaba y exportaba falsos billetes de 50 euros al mundo entero desde una web clandestina, inaccesible desde cualquiera de los motores de búsqueda habituales (Google, Bing, Yahoo, etc.). Y es este rasgo el que, en principio, nos define la “darknet”.

Viejos males, nuevas mañas

Pero la darknet no es el único rasgo “tecnológico” de este caso. Los franceses que fueron detenidos a principios de marzo en Tailandia y todavía esperan por el juicio a la espera de juicio. Se ayudaron con tutoriales de impresión encadena que se encuentra en Internet acuñaron moneda con impresoras ordinarias y hologramas de seguridad falsificados “producidos” y “exportados” desde China. Aunque la calidad – al parecer – era mediana, lo lograban con relativo poco esfuerzo.

Otros “soportes tecnológicos” de esta “operación” fueron que:
– Los falsos billetes eran revendidos por bitcoins , la moneda virtual no trazable, a unos 16 euros la unidad, en una página tapadera que garantizaba el anonimato de los compradores al ocultar su dirección electrónica.
– Escondidos entre las páginas de tebeos manga, los falsos billetes eran enviados a Canadá, Australia y Europa con remitentes falsos.

Justo el envío fue su debilidad, como suele suceder: uno de los paquetes fue interceptado en febrero de 2015 por lo que lla oficina francesa de represión de la falsificación de moneda (OCRFM) y el personal de aduanas realizaron 30 expediciones por denuncias antes de avisar a las autoridades tailandesas. ¿Lo peor? Qué está casi exitosa operación fue realizada por jóvenes de entre 28 y 32 años, sin antecedentes policiales.

Millennials

Pero, si los métodos preocupan, el perfil de los compradores – personas de 20 a 30 años, en ocasiones menores – ha alertado a los investigadores: lejos de ser delincuentes habituales, se trata de usuarios avanzados que dominan la navegación sobre redes ocultas y se sirven de ellas para hacerse con un dinero extra.

“Este caso es revelador de un nuevo modo de distribución que se dirige prioritariamente a clientes sin conexión con los medios criminales y que hasta ahora no tenían acceso al tráfico de dinero falso. Este nuevo modo operacional plantea serias dificultadas a los investigadores en términos de detección y de persecución debido al anonimato que ofrece la ‘darknet'”, explicó a la agencia de noticias AFP el director de la OCRFM, Fabien Lang.

Con 346.000 falsos billetes incautados tras su puesta en circulación, Francia ocupa el primer lugar mundial (42%), seguido por Italia (42%), España (12%) y Alemania (7%). Se estima que el perjuicio financiero, costeado principalmente por los comerciantes, alcanza los 11 millones de euros.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.