1

El poder predictivo de las redes sociales

Comprender las redes sociales y estudiar cómo se forman y funcionan puede ayudar a anticiparse a todo tipo de fenómenos: desde económicos, como el consumo o la caída de mercados, hasta guerras o crímenes.

“La solución perfecta es servir a cada consumidor de forma individual, el problema es que hay 7.000 millones”. Todas estas personas dejan huellas en las redes sociales e incluso se puede llegar a dibujar su perfil psicológico y predecir su comportamiento como refleja este estudio de IBM, que pone de manifiesto que con el análisis de los tuits y mensajes en Facebook se puede definir la personalidad de la persona.

Dependiendo del número de los mensajes que se publican en el muro de Facebook, por ejemplo, se puede conocer si una persona va a dejar de ser soltera y se va a casar. También las características de cada persona -hedonista, altruista, depresiva…-, una información que puede utilizar el departamento de recursos humanos de las empresas en los procesos de selección.

En las últimas elecciones estadounidenses, el presidente Barack Obama variaba su discurso en función de lo que ponían en las redes sociales los ciudadanos a los que se iba a dirigir en un mítin para hablarles de lo que les interesaba. Se puede predecir la taquilla de una película, gracias a la expectación generada en Twitter y Facebook antes de su estreno, o el volumen de compra de determinados productos en los supermercados se estima estudiando los comentarios…

A principios de año, el Banco de Inglaterra anunciaba la creación de un equipo especial de analistas para estudiar los comportamientos de los ciudadanos en las redes sociales con el objetivo de predecir la economía. En Estados Unidos, fondos de alto riesgo como Tashtego han comenzado a estudiar el uso de Twitter o Facebook de los inversores. Unos datos que guían al hedge fund para apostar en bolsa.

Todas las huellas que se dejan en twitter o facebook  se almacenan y estudian, las búsquedas o las compras se analizan con lupa. “La variable de las redes sociales complementa el modelo tradicional, en el caso de la predicción de los valores bursátiles utilizar la variable sólo teniendo en cuenta lo que se dice en las redes sociales es muy arriesgado, pero  sirve como complemento”.

El poder predictivo de las redes sociales: mi retrato piscológico de Facebook

Información transformada en valor

El profesor Juan José Casado, director académico del Master of Business Analytics del IE Business School, señala que aunque la banca no sea el mejor ejemplo para demostrar el poder predictivo de las redes sociales, muchos de las comportamientos de compra se pueden predecir gracias a las redes sociales. “Éstas nos dan mucha información; información de sentimiento – me gusta o no-, de intención de compra- comentarios- o de volumen – número de menciones de productos”, explica Casado.

El profesor pone de ejemplo el ocio para explicar el éxito de las predicciones. “Se han desarrollado modelos para cine o televisión que pueden predecir la taquilla de la primera semana en un 90% gracias al ruido que se ha generado antes del estreno”. El estudio Predicting the Future With Social Media muestra la correlación entre la atención de una película en Twitter con los ingresos en taquilla. En el caso de la cadena Wall Mart, el análisis de las redes sociales permite aumentar en un 24% las predicciones que se podrían hacer estudiando solo los métodos tradicionales. Permite a la empresa calcular el volumen de compra y devoluciones y ahorrarse cantidades que rondan cifras de dos dígitos.

Grandes empresas y bancos se acercan al cliente para detectar intereses y hábitos de consumo. Las entidades pueden conocer más a su cliente y ofrecerle lo que le gusta estudiando su comportamiento en las redes sociales. Se crea una lista de intereses del cliente para ofrecerle productos”, señala Casado, que incide en que tiene que existir  “transparencia absoluta” para que las personas no rechacen este modelo.

“Las personas ceden su privacidad a cambio de obtener algún valor y de la personalización. La publicidad debe de ser un valor y no un estorbo”. El reto para las empresas es conseguir conocer las necesidades de toda la población pero tratarla de forma personalizada. Para el experto Nicholas Christakis, autor de la Influencia oculta de las Redes Sociales, “comprender las redes sociales y cómo se forman y funcionan nos puede ayudar a comprender tipo de fenómenos, crímenes o guerras o fenómenos económicos como el consumo o la caída de mercados” .

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.