1

¿Logrará Huawei domar el Internet de las Cosas?

Lite OS es la oferta con la que el gigante chino para posicionarse exitosamente en el IoT.

Huawei, el mayor fabricante de equipos de telecomunicaciones del mundo, ha acelerado su juego para intervenir en el mercado de rápido crecimiento de Internet de las Cosas (IoT), el cual se prevé generará 100 mil millones de conexiones en todo el mundo para el 2.025.

LiteOS es, según Huawei, el “más ligero IoT OS del mundo”. No obstante, con la fragmentación actual del mercado, la acción supone importantes riesgos: ¿Podrá generar suficiente tracción global entre los desarrolladores?

El LiteOS tiene solo 10KB de tamaño y es “compatible con la configuración cero, auto-descubrimiento y auto-redes”, según la empresa. También será “abierto a todos los desarrolladores”, en un intento de atraer a la mayor cantidad de fabricantes de Internet de las cosas (IoT) como sea posible: desde casas inteligentes a vestibles y vehículos conectados, según su publicidad.

Este lanzamiento se suma al de Agile IO y el controlador Agile, dos innovaciones que se espera despertarán interés gracias a la reducción de la carga de datos en las redes de la IoT.

La hora de ganar

Con todo ello Huawei realiza un movimiento en el espacio del floreciente mercado que, según las predicciones de IDC crecerá 19% este año y llegar a $ 27.5 bn en 2018.

Si tiene éxito en convertirse en el proveedor de facto de una plataforma con suficientes jugadores de IO entonces los ingresos podrían dispararse en magnitudes sin precedentes.

Además, Huawei también tiene el dinero para invertir: su ingreso subió un impresionante 20,6% entre el 2.013 y el 2.014 para llegar a 288,2 mil millones de yuanes ($ 46.5bn), de los cuales 40 mil millones de yuanes ($ 6.6bn) se dedicaron a l división de I + D con un salto de 29% en el período.

Estas cifras están por encima de las de empresas de la talla de Apple e IBM, en términos de gasto en I + D, con sólo los gigantes Intel, Microsoft y Google con más para gastar.

El Jefe de estrategia y marketing, William Xu, ha declarado que la empresa quiere “ofrecer las conexiones, no los dispositivos” para la Internet de las Cosas, lo cuál apunta a mantenerse en la zona de confort de sus fortalezas, contrario a los recientes escarceos con vestibles.

¿Funcionará?

La mala noticia es que, aunque desde el punto de vista. Empresarial la estrategia parece correcta, el mercado “floreciente” esta en la mira de mucha gente. Así, Contiki, RIOT y TinyOS tienen proyectos para SO de código abierto en IoT.

Por su parte ARM hará que su sistema operativo mbed de forma gratuita este disponible para el uso en sus chips este año. Aunque no se ha desarrollado un sistema operativo anterior, tiene una gran cantidad de socios ya a bordo como IBM y Salesforce, lo que garantizará la interoperabilidad con sus aplicaciones y fabricantes de chips como Freescale.

ARM e IBM anunciaron un kit de desarrollo mbed en febrero para ayudar a fomentar la adopción. También hay todavía signos de interrogación sobre si la oferta de Huawei es de fuente totalmente abierta, lo que podría despertar de su sueño el elefante de la seguridad.

Los investigadores todavía están trabajando plenamente el impacto potencial de la Internet de las cosas en la seguridad y la privacidad.

Pero si el IoT impregna el mundo empresarial – incluyendo la infraestructura crítica – como los expertos lo predicen, Huawei aún podría encontrar mayor resistencia en los EE.UU., como lo ha ocurrido en el pasado.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.