1

MasterCard: ¿se puede pagar con tecnologías biométricas?

La empresa multinacional de pagos MasterCard evalúa las mejores alternativas de seguridad a través de las opciones biométricas.

CIO América Latina

¿Le gustaría que – como en las películas – bastará solo su huella dactilar para pagar en un hotel o restaurant? ¿Qué tal un selfie? Y es que la empresa Mastercard ha anunciado que llevará a cabo un programa piloto con el que se podrá pagar las compras en Internet mediante un selfie.

Este experimento se realizará de forma limitada durante el otoño, y en participarán apenas 500 de sus clientes. ¿Cómo? Utilizando la tecnología biométrica que, aunque aún tiene muchas áreas de mejora, puede ser una oportunidad para evitar la ocurrencia de fraudes; conjurar olvidos, y restar consecuencia a las pérdidas y robos de las actuales contraseñas de seguridad que han de usarse para confirmar las transacciones.

El encargado del departamento de innovación en sistemas de seguridad de Mastercard, Ajay Bhalla, cree que “la nueva generación está interesada en los ‘selfie’… Creo que lo encontrarán atractivo y lo utilizarán”, anticipó.

Sonría… pago realizado

El proyecto consiste, básicamente, en utilizar la biometría para el escaneo y la digitalización de la cara, de forma tal que se cree un código con los patrones de cada persona. Este código es registrado en los servidores y, cuando estos los asocian a la tarjeta de crédito o debido correspondiente, se puede proceder al pago.

Además, la multinacional estadounidense de pagos está probando distintas técnicas para la seguridad. Así, en la aplicación móvil que está creando una aplicación móvil se podrán confirmar las compras con la huella dactilar sobre la pantalla; quedándote mirando fijamente mirando el móvil y/o pestañeando. Podría, incluso, ensayarse con el reconocimiento de la voz.

La empresa ya ha conseguido el respaldo de Apple, Samsung, Blackberry, Google y Microsoft. Con todo ello, Mastercard sigue los pasos de otras “pruebas” con tecnología biométrica: en marzo la compañía china Alibaba también habría creado su propio software denominado “Smile to pay” (Sonreír para Pagar), con el que permitiría a sus clientes autorizar pagos móviles.