1

Crece uso de aplicaciones en móviles

La movilidad y las aplicaciones en celulares son factores que han influido y continúa haciéndolo en el área de las comunicaciones. Dichas aplicaciones en los celulares, móviles o teléfonos inteligentes (smartphone) han creado una “interacción usuario-aparato que fue caso de estudio en un nuevo informe de Ericsson ConsumerLab.

Con el nombre de “Communication in the World of Apps”, este informe de la trasnacional Ericsson, analiza cómo los usuarios interactúan con las aplicaciones de sus smartphones y cómo podría ser el futuro a medida que la tecnología continua evolucionando.

También examinó las variaciones culturales en el uso de las aplicaciones y cómo múltiples perfiles del comunicador han surgido con base en cómo las personas usan sus smartphones. El informe se basa en el análisis de los datos medidos directamente de los dispositivos. Los datos se han recolectado de usuarios de smartphones en India, Japón, Corea del Sur, Reino Unido y los Estados Unidos.

A pesar de que los smartphones tienen un amplio rango de funciones, tales como entretenimiento, juegos y cámara, la comunicación continua siendo una actividad dominante. Más del 30% del tiempo que las personas utilizan sus smartphones para comunicarse a través de la voz, mensajería instantánea, voz sobre IP (protocolo de Internet), como Skype, correos electrónicos y redes sociales. Las aplicaciones de comunicación tienen una gran dependencia del uso de la banda ancha móvil, debido a su estatus de “siempre encendida”.

“Descubrimos que entre el 40% y 50% del consumo de datos por aplicaciones de comunicación hacen uso de la banda ancha móvil, mientras que la cifra correspondiente a videos es tan solo del 20%”, dice Diana Moya, Directora de ConsumerLab para Ericsson Latinoamérica.

El informe también muestra que la cultura y el lenguaje influyen sobre los patrones de comunicación y la adopción de las aplicaciones de comunicación. Los usuarios de smartphones en el Reino Unido y Estados Unidos realizan más videollamadas, mientras que en Japón y Corea del Sur, los usuarios prefieren enviar mensajes de texto y usan aplicaciones de comunicación desarrolladas en la región.

“Normalmente, las aplicaciones de Estados Unidos están diseñadas para un público de lengua inglesa, por lo que no resulta sorprendente que dichas aplicaciones sean predominantes en los países anglosajones”, dice Moya.

Asimismo, el interés por las aplicaciones visuales está en aumento, tales como Pinterest e Instagram, que han experimentado un crecimiento significativo en los últimos doce meses. De igual manera, la creciente popularidad de Snapchat muestra que los usuarios más jóvenes prefieren las aplicaciones visuales con funciones  de privacidad mejoradas. Esto representa el declive del uso de Facebook entre los usuarios más jóvenes, que no quieren que sus padres vean sus publicaciones.

En el informe también se visualizan las futuras formas de comunicación, como la comunicación con tecnología wearable (ponible) y con robots. En otro estudio realizado en 10 grandes ciudades, la mitad de los usuarios de smartphones creyó que los asistentes inteligentes con los que podrían  hablar para pedir un consejo o hacer reservaciones podrían convertirse en una tendencia  dentro de los próximos doce meses. Aún se está por ver qué tan significativa será esta nueva inclinación.

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.