1

Pérdidas por 22.000 millones dólares ocasionaría bloqueos a publicidad

Portales informativos y otros sitios que dependen de la publicidad serian los más afectados por la tecnología de bloqueos.

Había demorado: solemos quejarnos de la publicidad que nos distrae de la información que estamos consultando en la web. Ahora, la utilización por parte de los internautas de software que bloquee la publicidad en linea podría costarle a los sitios de internet 21.800 millones de dólares este año en todo el mundo, y mas de 41.000 millones en 2016.

Según el estudio realizado por el editor de programas estadounidense Adobe y la sociedad irlandesa PageFair – especializada en la recuperación de estos ingresos perdidos –, la cantidad de internautas que utiliza este tipo de programas aumentó 41% en los últimos 12 meses para alcanzar 198 millones.

Esta práctica puede afectar a los sitios de internet que dependen de los ingresos publicitarios, sobre todo si ofrecen sus contenidos o servicios en forma gratuita, advierte el estudio, que afirma que “el bloqueo de publicidad representa ahora una amenaza existencial para el futuro de los contenidos gratuitos en internet”.

¿Intenet gratuito en extinción?

El director de PageFair, Sean Bleachfield, considera “trágico que los usuarios de bloqueadores de publicidad infligen sin desearlo pérdidas por miles de millones de dólares a sus sitios de internet preferidos”.

Seguro que no son los únicos. Los números suponen un reto tanto para los sitios web como para sus diseñadores para lograr que la publicidad sea efectiva, a la vez, no invasiva.

“A medida que el bloqueo de publicidad se extiende a los aparatos móviles hay un gran peligro de que el modelo de actividad que sostuvo internet en las últimas dos décadas se desmorone“, advirtió.

Los consumidores ya pueden añadir a su navegador de internet programas de bloqueo de publicidad. Se espera que mas adelante este año la próxima versión de iOS, el sistema operativo del iPhone y el iPad de Apple, incorpore un instrumento similar.

La mayoría de los consumidores acepta el compromiso que implica la ‘gratuidad’ (en línea): te doy información sobre cambio de tus series de televisión, películas, artículos de prensa, servicios. Pero eso termina cuando se llega a la publicidad, que es intrusiva, aburrida o no pertinente”, señaló por su parte Campbell Foster, responsable de marketing de productos de Adobe.