1

Tres razones de los CIOs para contratar periodistas

Los periodistas pueden ser un recurso valioso que los CIOs deben evaluar para el éxito de sus equipos de alto desempeño en big data.

Una de las personas más importantes en el equipo de analítica que Pamela Peele gestiona no es un científico de datos o un analista en absoluto: es una periodista cuyo trabajo consiste en emplear técnicas de narración de datos para ayudar a comunicar los resultados del equipo analítico de una manera que los ejecutivos corporativos y los gerentes de negocios puedan entender fácilmente.

¿Raro? Más bien brillante. Los CIOs y líderes de equipos de TI encaran las debilidades de sus integrantes, y de ellos mismos, para comunicarse eficientemente. Hace poco, la serie de AXN “Scorpio” demostró que estas “debilidades” pueden compensarse con un miembro que tenga las habilidades narrativas aunque no las tecnológicas.

Además, una racionalidad diferente evita que los equipos de tecnología desarrollen lo que los psicólogos sociales han denominado pensamiento de grupo, que tan fatal ha sido en la detección de errores o, simplemente, cambios de tendencias en los mercados.

Destreza narrativa

Más allá de la ventaja del pensamiento lateral, el dominio que permite convertir datos en historias que interesen y cautiven es una habilidad difícil (y costosa de entrenar), sin contar el hecho de que requiere algunas predisposiciones que no siempre acompañan a las habilidades numéricas, técnicas y/o de ingeniería.

Un periodista o un experto en comunicaciones especializado en elaborar historias “debe ser una de las primeras personas que contrate” para un equipo de analítica, dijo Peele, directora de Analítica de la División de Servicios de Seguros del Sistema de Salud de UPMC en Pittsburgh.

“La gente está acostumbrada a consumir información y conocimiento en formas que los periodistas profesionales están entrenados para presentar”.

Veamos las ventajas que puede traer:

1.- Atraer desde el principio

La narrativa eficaz también puede aumentar el alcance de los resultados del análisis de datos en una organización. Peele dijo que una de las primeras cosas que la periodista hizo fue darle a una serie titulada “Informes de procesos clínicos”, un nombre más atractivo: “Programa de signos vitales”. Ese paso y otras mejoras en los informes ayudaron a impulsar el uso más amplio de ellos, de acuerdo con Peele, quien rastrea la distribución de los documentos por vía electrónica y obtiene una idea de cómo los hallazgos de su equipo están influyendo en los procesos de negocio y estrategias durante las reuniones con otros ejecutivos gerenciales.

2.- Cambio de idioma

En un discurso en la Cumbre Ejecutiva TDWI 2015 en Las Vegas, el consultor, autor y profesor del Babson College, Tom Davenport, recomendó igualmente la contratación de “traductores que puedan contar historias con los datos”.

En el mismo evento, Mike Lampa, director gerente de la consultora Archipelago Information Strategies, señaló que los “periodistas de datos” combinan el análisis y las habilidades de comunicación como una necesidad para los equipos de analítica que buscan explicar sus algoritmos y modelos predictivos a los ejecutivos de negocios.n”La clave”, dijo Lampa, “es la transposición de las complejas minucias matemáticas en una historia de negocios”.

3.- Adiós a los grupos cerrados

Andrew Storey, vicepresidente de Ciencias de la Decisión en Scotiabank, con sede en Toronto, no ha contratado a trabajadores específicamente por su capacidad para comunicarse con los usuarios de negocios de la compañía de servicios financieros. Pero Storey dijo que ha aprovechado a un par de sus analistas que son mejores en eso que otros, para liderar el proceso de explicar los enfoques y resultados analíticos.

Finalmente, la incorporación de este tipo de profesionales a sus equipos de alto rendimiento de TI y de analítica de datos no sólo puede evitar el pensamiento de grupo sino, peor, que el esfuerzo de su equipo quede solo… para ellos y algunos otros (pocos) expertos.

Cómo recordaba Pamela Peele:

Lo que usted definitivamente no quiere es acabar con científicos de datos dándose palmaditas en la espalda por producir resultados de analítica que nadie más mira o utiliza, debido a la falta de habilidades narrativas de datos. Tenemos que influir en la organización”, señaló.

“De lo contrario deberíamos, mas bien, irnos a casa”.