1

¿Qué necesitamos para que el teletrabajo funcione?

Expertos de compañías dedicadas a las soluciones para el teletrabajo debatieron sobre las condiciones y herramientas necesarias para que el teletrabajo de su mayor provecho.

El teletrabajo es uno de los temas con más vigencia en el mundo de los negocios, ya que los modos de hacer las cosas se están transformando radicalmente con respecto a lo que sucedía hace unas décadas. En la Virtual Roundtable Mobile Workforce, que se realizó el 19 de agosto para conversar sobre Mobile Workforce, conjunto de soluciones para el trabajo remoto, se debatió sobre teletrabajo y fuerza de trabajo móvil, temas de interés en común para las compañías participantes.

La transformación está ligada a cambios que se producen también en la vida cotidiana. Los ejecutivos de C&W Business, Gabriel Marcos y Ramón López, explicaron que los usuarios, actualmente “utilizan servicios de datos móviles para hablar, enviar mensajes y reproducir contenidos multimedia, pero también cada vez para actividades más diversas, como utilizar aplicaciones que en muchos casos podrían servir para trabajar”.

Carlos Guzmán, de Citrix, destacó que “se están desarrollando herramientas para facilitar este tipo de trabajo, como las plataformas para realizar reuniones, los sistemas para compartir archivos, y los espacios de trabajo colaborativo en la nube”.

Con respecto a la respuesta de los profesionales a estas nuevas herramientas, Gabriel Marcos añadió que “hoy en día, los empleados no tienen límites, ellos deciden cuánto quieren crecer junto con la compañía. Por eso, hay que facilitarles la posibilidad de trabajar dónde y cuándo lo necesiten”. Agregó que también se les debe facilitar el acceso a la información que necesitan para trabajar, y que esto se traduce en mayor productividad.

Otra tendencia que está ganando terreno es la de permitir que los empleados utilicen sus propios dispositivos. “70% de los empleados ya utilizan su propio dispositivo para trabajar, se está avanzando por ese camino”, explicó Marcos.

Otro tema de gran vigencia cuando se habla de teletrabajo es la importancia de hacer seguros y transparentes los procesos de contratación de la fuerza de trabajo móvil, y facilitar, mediante herramientas, el trabajo remoto de los profesionales, para poder aprovechar la fuerza de trabajo de todo el mundo, su tiempo y su productividad. “Debemos hacer la experiencia transparente aunque el usuario trabaje por fuera de la oficina, y comprender cómo utilizan los dispositivos y la tecnología” comentó Guzmán. Teletrabajo no sólo significa trabajar desde casa, sino trabajar desde y cuándo se lo necesite. Ramón López puso como ejemplos las soluciones de Mobile Workforce, que incluyen, entre otras cosas, un store de aplicaciones que pueden utilizarse desde la nube sin instalar; y control de seguridad y acceso móvil a la información, para que los empleados puedan acceder desde cualquier parte, pero de manera segura. “El objetivo es llevar a cada usuario lo que necesita para realizar su trabajo, en donde quiera que esté”, señaló.

Estos cambios se dan de la mano de los millennials, la nueva generación de jóvenes profesionales, hoy menores de 30 años. “Ellos están acostumbrados a trabajar de esta manera, no aceptan ya los viejos modos de trabajo que requerían perder una o dos horas al día para movilizarse hacia una oficina, por ejemplo”, explicó Silvina Moschini, y agregó que “trabajan de forma flexible, aceptan sólo los proyectos que les interesan y luego pueden cambiar a otro”. Además, indicó que, solamente en América Latina, hay 170 millones de ellos, y son una fuerza laboral no solo para la región, sino para todo el mundo de manera remota. Las herramientas deben estar preparadas para facilitar este modo de hacer las cosas.

Además, un tema que no debe perderse de vista es el rol de las mujeres: “el 50% de la fuerza de trabajo es femenina, y las mujeres tenemos el derecho de equilibrar una carrera y sus desafíos, con la posibilidad de tener una familia” explicó Moschini. El teletrabajo es una posibilidad para hacer rendir mejor el tiempo y equilibrar ambos aspectos de la vida.

Para que el teletrabajo funcione, deben ajustarse algunos aspectos clave. Uno de ellos es la conectividad, porque es necesario que en todo momento el profesional y la empresa puedan acceder a todos los materiales, y que estos puedan sincronizarse y actualizarse de manera constante. Además, es indispensable la transparencia, para que las condiciones de contratación sean claras para ambos “y sin importar que el trabajo se realice online, offline, en qué momento y en qué lugar”, explicaron los especialistas.

El nuevo espacio de trabajo está en la nube. Por eso, otro de los ejes es la organización, para no depender de ningún tipo de hardware, y la seguridad de la información de las compañías. Como podemos notar cuando escuchamos a expertos en el tema, el control de estos aspectos garantiza el trabajo remoto puede ser tan productivo como el que se realiza en la oficina; o más aún, porque los trabajadores satisfechos y felices dan lo mejor de sí mismos.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.