1

6 Consejos para salvaguardar el centro de datos en época de tormentas

Tripp Lite recomienda estar alerta con el estado del centro de datos en esta temporada de lluvias y plantea cinco recomendacioes a tener en cuenta en caso de fenómenos naturales.

La temporada de lluvias se ha prolongado y con ella los  huracanes y los impredecibles problemas que el cambio climático trae consigo para la región latinoamericana y especialmente para los países que comparten costas en El Caribe. En este sentido, Tripp Lite, empresa  proveedora de soluciones de protección energética, infraestructura para centros de datos y productos de conectividad, alertó a sus usuarios y público en general acerca de la importancia de mantenerse atentos a las posibles fallas eléctricas y las consecuencias de los desastres naturales que ya son comunes en estos meses del año:

  1. Uso de UPS. En primer lugar, la empresa recomienda el  uso de UPS que respalden los dispositivos electrónicos. Esto incluye cualquier aparato en el hogar, oficina o empresa que  sea susceptible de dañarse ante fallas en el suministro eléctrico o sus  altibajos, pero especialmente aquellas herramientas de cómputo e impresión que requieren un tiempo suficiente, después de la falla,  para su apagado programado y reguardo de información. Tripp Lite posee una amplia oferta de UPS que se adapta a cada necesidad.
  2. Respaldo profesional. Para las corporaciones e instituciones en los que la data es su valía más importante, contratar empresas especializadas en respaldo que gocen del prestigio y reconocimiento de los especialistas. En caso de cualquier catástrofe en instalaciones físicas, la información pueda ser recuperada rápida y fácilmente.
  3. Impermeables para portátiles. Bien sea para almacenarlos o llevarlos  consigo es recomendable protegerlos con  bolsas plásticas para que en caso de inundaciones o lluvias inesperadas para que aumenten las probabilidades de mantenerlos a salvo por tales eventos.
  4. Pólizas y seguros vigentes. En la medida de lo posible, contratar planes de seguridad lo suficientemente amplios para que cubran las consecuencias de acontecimientos producidos por huracanes, lluvias, humedad y fallas eléctricas, además de la protección habitual de las pólizas regulares. Tengan presente que algunas aseguradoras piden o exigen testimonio fotográfico antes y después de los dispositivos siniestrados a los que se refieren las pólizas.
  5. Inventarios al día. Especialmente para las empresas con un gran número de recursos físicos y tecnológicos, mantener al día el registro de los bienes para que puedan ser reportados de inmediato a sus aseguradoras y hacer valer de inmediato su reposición para disminuir, en lo posible,  cualquier paralización total de las actividades vitales de la empresa.
  6. Desconexión temporal. En caso de lluvias prolongadas o intensificaciones de tormentas, es preferible mantener solo en funcionamiento los  dispositivos esenciales y desconectar por tiempo más prolongado los que no se requieran. Destinar los equipos de protección y respaldo más efectivos a aquellos que por su naturaleza deban seguir trabajando.

Como es de conocimiento general, los fenómenos naturales y del tiempo son imposibles de controlar. Sin embargo, con un poco de cuidado y cautela, sus consecuencias pueden ser paleadas e inclusive  los daños más graves totalmente evitados para prolongar la vida de aparatos electrónicos, cómputo y electrodomésticos que son tan útiles para mantener productiva una empresa y realizar los trabajos cotidianos del hogar. Tripp Lite aconseja mantenerse atento en temporada de lluvias, pero no bajar la guardia el resto del año ya que estas recomendaciones son válidas para otros desastres producidos por la naturaleza o por descuido humano.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.