1

¿Las empresas remplazan talento y experiencia con las nuevas generaciones?

La visión laboral está cambiando en la empresa. La movilidad que permite la internet ha acabado con el concepto rígido de la estadía en la oficina, unido a la visión que sobre el tema manejan las nuevas generaciones. Sin embargo, la jubilación a una edad donde dicho trabajador es aún productivo se ha convertido en un dolor de cabeza empresarial, como está sucediendo con los empleados que nacieron entre los años 1946 – 1964.

Hace años, se les dijo a los empleadores “que había que prepararse para el éxodo masivo de talento y experiencia como baby boomers  o millenials jubilados. (En aquel entonces, la mayor preocupación era que los gerentes experimentados dejarían un puesto en una empresa de la competencia). Sin embargo, gracias a la recesión, muchos boomers retrasaron la jubilación y las empresas pasaron a manejar otros temas.

Sin embargo, las nuevas generaciones, están dejando el mercado a la deriva, y lo peor es que las empresas no parecen estar preparadas para afrontar esto. Cuando la edad promedio de jubilación en los Estados Unidos se ubica a los 62 años y los más jóvenes que alcanzan los 51 años de edad este año, ya empeiezan a pensar en el tema, ha llegado el momento en que las empresas deben pensar en reponer talento y cerrar las brechas en el conocimiento.

Para la transición de talento en la fuerza de trabajo, es importante que las empresas utilicen las evaluaciones basadas en el talento de alta calidad para identificar de mejor desempeño. Mediante la comprensión de los talentos específicos de sus millenials de mayor éxito, las estrategias de contratación se pueden crear para encontrar candidatos con las mismas habilidades y el mismo talento.

Las empresas también pueden realizar un seguimiento de la experiencia de sus mejores trabajadores y buscar candidatos con experiencia similar, así como proporcionar a los empleados con las experiencias de simulación para preparar a las nuevas generaciones para el futuro:

  • Simulación de negocios se utiliza para la formación empresarial, la educación o el análisis, que puede ser a base numérico basado en escenarios o. Los objetivos de aprendizaje varían en función de unas necesidades de negocio; pero pueden incluir el pensamiento estratégico, la toma de decisiones, resolución de problemas, el análisis financiero, análisis de mercado, operaciones, trabajo en equipo y liderazgo.
  • Simulaciones personalizadas ayudan a acelerar el aprendizaje y el cambio de comportamiento.
  • Las empresas tienen la oportunidad de tomar decisiones y experimentar las consecuencias; exponer y remodelar los sesgos que no existían, y aumentar la participación y la energía de los empleados, más cuando se sabe que apenas un 27% lo hace.

La simulación ayuda a proporcionar a los futuros líderes de negocios el conocimiento y la experiencia que las empresas están perdiendo cuando sus trabajadores se jubilan y así ayudan a asegurar el éxito de la compañía

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.