1

Tesla enfrenta competencia de autos eléctricos alemanes

Porsche,Volkswagen, Audi y otras marcas alemanas desafían a Tesla y amplían los modelos en el mercado de autos eléctricos.

Las grandes marcas alemanas están desarrollando autos eléctricos para reducir la ventaja que en este mercado lleva, hasta ahora, el modelo de lujo estadounidense Tesla, con sede en California.

En el Salón del Automóvil que se desarrolló esta semana en Francfort, Porsche – del grupo Volkswagen – causó sensación con su Mission E, un deportivo eléctrico.

Por su parte Audi – también del grupo VW – presentó un prototipo bautizado ‘e-tron quattro’, que prefigura un ‘crossover’ (todoterrenos cercanos al vehículo de turismo) totalmente eléctrico, con la intención de lanzar su venta en 2018.

Curiosamente, Audi presentó su modelo poco antes de que la empresa californiana lanzara su ‘crossover’ Model X, ausente en Francfort.

Volkswagen promete una autonomía de 500 kilómetros para ambos vehículos.

Por su parte, Mercedes-Benz (Daimler) también busca meterse en este segmento. Su director, Dieter Zetsche, confirmó el martes que su grupo se proponía lanzar un coche eléctrico con una autonomía de 400 a 500 km antes del fin de esta década. Y BMW parece decidido a ir más lejos, después del lanzamiento del deportivo híbrido i8 y sobre todo del i3, un coche urbano totalmente eléctrico.

Bienvenida la competencia

Para Tesla, los movimientos en el mercado son prueba del éxito de su modelo de negocio.

“Para nosotros, la competencia ya existe: tratamos de rivalizar con las mejoras berlinas de lujo del mundo alimentadas por carburante y demostrar que un vehículo eléctrico puede reemplazarlos ventajosamente. Pero no podemos hacerlo solos”, señaló el presidente de Tesla, Elon Musk,

No obstante, Tesla apostó por el largo plazo e inició la construcción de una fábrica gigante de baterías para el Model 3 en Nevada (en el oeste de EEUU). Según Musk, esa planta podrá producir medio millón de autos al año en 2020, una cifra que multiplica por diez sus objetivos de venta en 2015.

El vehículo eléctrico, pese a los generosos incentivos fiscales que se le otorgan, no ha logrado hasta ahora afianzarse como opción.

Tanto en los Estados Unidos como en la Unión Europea sus ventas representaron apenas el 1% en el primer semestre del año, aunque en algunas países las matriculaciones crecen a un ritmo exponencial, superior a la media.