1

Chase Pay adoptará CurrentC para 2016

La plataforma de pago para móviles estará basado en CurrentC y  competirá con los sistemas de pago Apple, Google y Samsung.

En cualquier caso, el anuncio de JP Morgan Chase de que lanzará su propia plataforma de pago de teléfonos inteligentes a mediados de 2016 es una señal – más – de que los móviles están modificando sustancialmente nuestro entorno.  Además, podría ser un indicador de que el mercado de pago móvil aun es visto con espacio y potencialidad de crecimiento.

A diferencia de sus rivales, Chase Pay se basará en CurrentC, un sistema de pago móvil dirigido a minoristas que ha sido rechazado por expertos en tecnología de Silicon Valley por su dependencia de los códigos de barras en lugar de la tecnología más sofisticadas como el NFC (comunicación de campo cercano) adoptado por sus competidores.

¿Old fashion?

CurrentC funciona a través de una aplicación que muestra un código de barras en la pantalla del smartphone del cliente. El minorista escanea el código de barras para completar el pago. También hay una versión que funciona en línea.

Si bien la dependencia del sistema de los códigos de barras podría no ser tan sexy como el tap-and-go sistema NFC, también significa que CurrentC, y por lo tanto, Chase Pay es compatible un número mucho mayor de los smartphones.

Los usuarios con teléfonos compatibles con otros sistemas de pago podría encontrar que sus teléfonos también funcionan con la plataforma de Chase.

Base poderosa
Con esta pequeña ventaja de compatibilidad, la plataforma de Chase Pay se extenderá a 94 millones de tarjetas de crédito y débito de la institución, así como a los titulares de cuentas de tarjetas de prepago, y quienes tienen tarjetas de grupos de afinidad con comercios minoristas.

El emparejamiento con uno de los mayores bancos y emisores de tarjetas de Estados Unidos darán a CurrentC un gran impulso en el mercado al asegurarse de que Chase Pay es aceptado en un gran número de los principales minoristas en los EE.UU., como Wal-Mart, Target, Shell, Exxon, CVS, Dunkin Donuts y Sears.

Un gran impulso detrás de su desarrollo era el deseo de los minoristas para evitar que empresas como Apple, Google o Samsung ganen una visión de sus negocios y de las compras de los clientes.

Para los minoristas, además, CurrentC no tiene gastos por transacción.

En todo caso, las tecnologías rivales ya están en curso mientras que CurrentC requiere un lanzamiento – más allá de los ensayos – que le permita a Chase Pay colocar sus bases y consolidarse.