1

Envío de ordenadores personales caen 10% según IDC

La empresa analista del mercado tecnológico IDC señala que la contracción del mercado se mantendrá en 2016.

Es oficial: la firma señala que el negocio de PCs no logra salir del agujero de cuatro años que ha cavado para sí mismo.

IDC ha anunciado que los envíos de los nuevos ordenadores personales caerán un 10% en el cuarto trimestre – dos tercios más -, lo que significa que en 2015 los envíos se han reducido en un 10,3% a partir de 2014.

La firma ahora espera que todos los OEM (fabricantes de equipos originales) envíen 276,7 millones de PCs este año, menos que las 308,2 millones en 2014.

Si las previsiones de IDC son exactas, representaría la mayor contracción en un año de la industria del PC desde que la firma de investigación comenzó a rastrear los envíos en 1996, “superando” incluso la caída récord del 9,1% de 2013.

Cambio de hábitos

IDC atribuyó la reciente contracción de los envíos a una variedad de factores, que van desde un dólar más fuerte de lo esperado por los más grandes fabricantes de equipos y los vendedores.

La razón macro, sin embargo, sigue siendo la misma que en los trimestres y años, pasados: los consumidores simplemente no se han tomado la molestia de comprar nuevas PC para reemplazar sus máquinas viejas, con dólares, euros y libras que previamente han sido gastados para comprar smartphones en su lugar y, en menor medida, tabletas.

¿Significa esto que el PC está muerto? IDC dice que no.

“A pesar del cambio sustancial en los modelos de gasto del uso de PCs hacia tabletas y teléfonos en los últimos años, muy pocas personas se dan por vencidas en cuanto a su PC. Sólo están haciendo que dure más tiempo”, dijo en un comunicado el analista de IDC, Loren Loverde.

La actualización gratis del Windows 10 de Microsoft a disposición de los cientos de millones de usuarios de PCs en todo el mundo que ahora ejecutan Windows 7 o Windows 8.1 ha siido un factor aadicional.

“La actualización gratuita permite a algunos usuarios posponer un poco más la renovación del equipo”, afirmó Loverde.

Empresas como sostén

Pero no indefinidamente. IDC predice que, efectivamente, esto será usado por algunos consumidores para retrasar el actualizar el hardware de su PC.

“Sin embargo, la experiencia de los clientes puede servir para poner de relieve lo que se están perdiendo por el estiramiento de la vida de un PC y, esperamos, que esto lleve a comprar un nuevo dispositivo”.

Las empresas de investigación como IDC y su rival, Gartner, han sostenido que los consumidores refrescan sus PCs para el hogar en algún momento, pero el plazo de buy-a-PC se ha desgastado y modificado sustancialmente con respecto a lo que era antes.

El lado bueno para las ventas de PC – si es que existe – es que las empresas no pueden – en un futuro cercano – renunciar a sus máquinas en la fuerza laboral con números o porcentajes similares a los de los consumidores.

Las empresas todavía actualicen periódicamente los sistemas, aunque a menudo en un lapso más largo que antes. Por lo general, a medida que migran a un nuevo sistema operativo.

“Una vez que la adopción comercial de Windows 10 se acelere en combinación con el constante el envejecimiento los equipos, se espera que aumente la demanda de nuevos PCs, impulsados ​​por el fin del soporte para Windows 7, al igual que el fin del soporte para Windows XP aumentó los envíos en 2014″, sostiene Loverde.

Efecto Windows

Microsoft le ha puesto a Windows 7 fecha de jubilación el 14 de enero 2020.

Otros analistas han opinado que las empresas, después de haber aprendido la lección de la lucha para deshacerse de Windows XP en 2013-2014, será más probable que reemplacen a Windows 7 con Windows 10 antes de que llegue la fecha de vencimiento.

Al mismo tiempo, Microsoft ha estado promoviendo agresivamente Windows 10 para lograr la aprobación corporativa, a pesar de que el sistema operativo ha estado en el mercado por menos de cinco meses.

“Windows 10 podría llegar a las empresas más rápido que las versiones anteriores, refrescando el comercio de PCs en el mediano plazo “, dijo Linn Huang, analista de la firma.

IDC prevé ahora que los envíos se estabilizará a finales de 2016, y crecerán hacia 2019, lo cual significa no se llegará al fondo de la cubeta el próximo año.

Sí el crecimiento se espera para 2019, en 2016 podemos ver envíos por debajo de los de 2015.