1

64% del empresariado rechaza negociaciones con compañías que sufran robo de información

64% de los consumidores a nivel mundial rechaza hacer negociaciones o compras con una compañía que haya sufrido filtraciones de datos, y aproximadamente dos tercios de esos consumidores encuestados afirman que probablemente no volverían a realizar negocios con una compañía a la que le robasen información financiera.

Estos datos, entre otros, forman parte de la más reciente encuesta hecha por Gemalto, empresa dedicada al área de la seguridad digital, titulada “Broken Trust: ‘Tis the Season to Be Wary” (“Traición a la confianza: una época para andar con cuidado”), en la que participaron 5.750 consumidores de Australia, Brasil, Francia, Alemania, Japón, Reino Unido y Estados Unidos.

La encuesta da a conocer, además, que casi la mitad de los empresarios consultados, un 49%, no volvería a realizar negocios o compras con una compañía que haya sufrido una filtración de datos  en la que se hubiera robado información financiera, o hubiese sufrido filtraciones de datos implicando  el robo de información personal. 

Los resultados de la encuesta son reveladores a medida que más  consumidores se apresuran a finalizar sus compras durante la época de las fiestas de fin de año. Seis de cada diez encuestados (59%) consideran que las amenazas contra su información personal aumentan durante la temporada de las fiestas, mientras que dos de cada diez (18%) creen que es probable que sean víctimas de una filtración de datos durante esta época.

Confianza que se esfuma

Solo un cuarto (25%) de todos los encuestados consideran que las compañías toman en serio la protección y la seguridad de los datos de los consumidores. Más del doble de los encuestados consideran que la responsabilidad de proteger y asegurar los datos de los consumidores recae en la compañía (69%) en comparación con el consumidor (31%). De los encuestados que trabajan como empleados, solo alrededor de dos quintas partes (38%) consideran que su empleador toma en serio la protección y la seguridad de los datos de los empleados.

La encuesta demostró que el 31% de los encuestados ya se han visto afectados por filtraciones de datos en el pasado. Aproximadamente cuatro de cada diez indican que, entre las causas más probables de sufrir filtraciones, se encuentran visitar un sitio web fraudulento (42%), sufrir ataques de phishing (40%) o hacer clic en un enlace web fraudulento (37%). Además, el impacto emocional de las filtraciones de datos ha generado desconfianza hacia las empresas, y casi una quinta parte de los encuestados (19%) considera que probablemente se convierta en víctima de estos hechos en un período de doce meses a tres años.

El 90% de los consumidores encuestados creen que ciertas aplicaciones y sitios web plantean riesgos significativos en cuanto a la protección y la seguridad de la información personal. El 55% considera que los sitios de redes sociales los exponen a un riesgo mayor y, alrededor de dos de cada cinco encuestados, piensan que las aplicaciones o los sitios web con contenido para adultos y archivos torrent plantean los riesgos más altos para la seguridad de la información personal.

“La cobertura en los medios de comunicación sobre las filtraciones de datos masivas no han ayudado a generar confianza entre los consumidores respecto a la eficiencia de las compañías, grandes o pequeñas, para proteger sus datos”, expresó Jason Hart, vicepresidente y director de Tecnología para Protección de Datos de Gemalto.

“El hecho de que los empleados no consideren que sus empleadores tomen en serio la protección de sus datos personales es una señal de alarma. Las compañías deben fortalecer sus medidas de seguridad o bien, suponiendo que ya están implementadas, deben comunicar esto a sus clientes”.

Consumidor impaciente y desconfiado

Casi un cuarto (23%) de los encuestados que han sufrido filtraciones de datos han considerado iniciar acciones legales (o lo han hecho) contra la compañía implicada en la exposición de su información personal. Aproximadamente la mitad (49%) de los encuestados afirmaron que iniciarían o considerarían iniciar acciones legales contra cualquiera de las partes involucradas en la exposición de su información personal.

Sin embargo, los consumidores no están completamente exentos de responsabilidad. A pesar de los numerosos riesgos implicados, la encuesta también demostró que la mayoría (54%) de los encuestados utiliza la misma contraseña para todas o algunas de sus cuentas en línea.

Solo una cuarta parte (25%) de aquellos que utilizan activamente cuentas en las redes sociales usan autenticación de dos factores para brindar seguridad a todas sus cuentas. Alrededor de tres quintas partes (58%) de los encuestados que utilizan servicios de banca móvil/en línea afirman que todos sus bancos utilizan autenticación de dos factores para garantizar la seguridad de sus servicios bancarios por Internet.

No obstante, esto no está tan extendido entre los retailers. De los encuestados que activamente utilizan las cuentas de tiendas en línea, uno de cada cuatro (25%) indica que todas las aplicaciones o los sitios web de las tiendas en línea que utilizan requieren autenticación de dos factores para garantizar la seguridad de las transacciones en línea.

 

Acerca de la encuesta

Gemalto le solicitó al especialista en investigación de mercados de tecnología independiente, Vanson Bourne, que llevara a cabo la investigación en la que se basa este informe. En total, 5 750 consumidores participaron en la encuesta durante octubre y noviembre de 2015. Mil quinientas entrevistas se realizaron en Estados Unidos, 500 en Brasil y 750 en cada uno de los siguientes países: Reino Unido, Australia, Japón, Francia y Alemania. Para reunir los requisitos para el estudio, los consumidores debían ser usuarios activos de cuentas de banca móvil/en línea, redes sociales o retailers.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.