1

Movistar se defiende de Netflix en España

El popular servicio de streaming afirma que Movistar es la peor conexión de la península ibérica.

Telefónica puede estar montada (exitosamenete) en el IoT y el 5G. Pero, en lo que a Netflix ( https://es.m.wikipedia.org/wiki/Netflix ) se refiere, su filial Movistar es el proveedor de Internet que peor velocidad ofrece en España y ocupa el puesto 113 de un ranking de 115 operadores a nivel europeo.

El anunció tradicional de Netflix de su índice de rendimiento de Internet se presentó ayer en España, a un mes de iniciar su funcionamiento en ese mercado.

Cómo se sabe, los servicios de streaming requieren de una velocidad mínima para lograr que el servicio sea satisfactorio, lo cual le ha permitido a Netflix transformarse en un indicador de la calidad de este servicio.

Lo que ofrece Netflix con su índice es, supuestamente, la velocidad media que experimentan los clientes de distintas operadoras a la hora de utilizar su servicio en las horas de máxima audiencia.

El resultado en España es que los pequeños operadores están arriba en la lista y los grandes se encuentran por debajo de lo que cabría esperar, según el servicios como puede verse:

  1. Telecable está a la cabeza del raanking, con una velocidad media en el servicio de 4,15 Mbps,
  2. Euskaltel escolta al primero con 4,14 Mbps.
  3. R (3,97).
  4. ONO – Vodafone (3,85).
  5. Jazztel (3,85).
  6. Orange (3,72)
  7. Telefónica Movistar (2,15).

El problema de Netflix

Movistar, por su parte, se defiende de las acusaciones de Netflix y asegura que cumple con las recomendaciones y reglamentaciones de interconexión que dictan las autoridades y reguladores.

La multinacional española de telecomunicaciones se ha comprometido con el regulador español a mantener capacidad excedente de interconexión con al menos tres redes locales independientes.

Esto permite a cualquier proveedor de contenido y a Netflix elegir libremente un camino para llegar a los clientes finales sin problemas de calidad, bien mediante una interconexión directa a Telefónica, como la empresa ya practica con otros proveedores de contenido.

Problemas como este ya lo has tenido Netflix en Estados Unidos y el resultado fue similar: gracias a un informe del MIT, fallaron que el proveedor de contenidos Netflix era el que debe pagar para establecer una conexión directa con los operadores y garantizar, así, el funcionamiento óptimo del servicio.

Y eso fue lo que ocurrió en Estados Unidos. Veremos cómo se resuelve en España.