1

2016 será el año de las apps en México

Aunque en 2015 el usuario mexicano no estuvo muy ganado para usar aplicaciones, en el 2016 se intenta revertir la tendencia.

Y, para hacerlo, las empresas tienen el – difícil – reto de encontrar profesionales que den respuesta a la fase de crecimiento acelerado en la que se encuentra el mercado de aplicaciones móviles en México.

Además, al ser el país la sede regional de muchas empresas, el desarrollo de aplicaciones que satisfagan las necesidades de los 66,9 millones de nuevos usuarios de América Latina se convierte en un reto de la gestión local.

Pero, para lograr estos objetivos las empresas deben superar el que será el más importante escollo del lustro: brecha de talento en TI.

Se buscan… estén donde estén

Y esta brecha (por ser universal) impacta el valor del talento hacia, siempre hacia arriba.

Raquel Sánchez, consultora de la especialidad de TI en Hays México, asegura que las ofertas laborales para los profesionales dedicados al desarrollo de software se sitúan aproximadamente entre los $38,000 y $50,000 pesos  mensuales brutos.

“Por ello, solicitan perfiles que tengan los conocimientos técnicos para desarrollar en lenguajes como Java, Eclipse, XML, HTTP, Objective C”, aseguró Sánchez, destacando que algunos de los requerimientos locales para esta posición son:

  • Graduado en Ingeniería de Software
    Alto nivel de dominio de inglés
  • Demostrada pasión por la tecnología y el proyecto que se les asigne
  • Capacidad avanzada para trabajar en equipo ya que el desarrollo de software siempre implica diferentes posiciones en cada parte del proceso.

El problema es que la demanda en otros mercados puede superar esa oferta de precios: en Estados Unidos el desarrollador de aplicaciones ocupa el octavo lugar entre los cargos que serán más demandados en 2016 y se estima un incremento del 6,7% sobre una base anual cuyo piso son los $ 60.000 dólares estadounidenses.

En opinión de la experta, esto obliga a las empresas locales ha desarrollar estrategias de trabajo a distancia y equipos remotos  en medidas similares a lo que hacen (y seguirán hacienod) los mercados más desarrollados.

Solo de esta manera las empresas podrán zanjar la “debilidad” de oferta del mercado.

Eso hace de los profesionales de TI capaces de manejar redes y comunicaciones otros de los más demandados.