1

Sony trata de producir baterías más duraderas

Incluir litio-azufre y magnesio-azufre le permitirá a Sony aumentar eficiencia de baterias en un 40% para 2020.

Según el diario japonés Nikkei, Sony está trabajando en dos nuevas baterías de litio-azufre y magnesio-azufre para reemplazar la química de litio-Ion que utilizamos en la actualiddad.

El resultado de este cambio, según los reportes de la empresa, podría permitir una ganancia de 40% en la densidad del volumen.

Las baterías laminadas con estos químicos estarían destinadas – inicialmente – para smartphones y se espera que puedan comenzar a comercializarse para el 2020.

¿Misión cumplida?

Al parecer, el cambio – ya sea ese u otro – es inminente. El problema con los iones de litio es que están acercándose al límite teórico para la densidad de energía.

Los fabricantes de teléfonos pueden aumentar el tamaño de la batería – que ya ha sucedido con el auge de los teléfonos inteligentes tamaño jumbo – y mejorar la eficiencia en otros componentes como la pantalla, pero no pueden hacer que la batería en sí sea mejor.

Es un importante cuello de botella que sólo va a empeorar a medida que los teléfonos inteligentes se vuelven más poderosos.

La única solución real es desarrollar nueva química de la batería, pero esto ha sido difícil fuera del laboratorio porque estas soluciones alternativas tienden a ser menos estables.

Además, las combinaciones intentadaas hasta ahora ha sido peores en el mantenimiento de una alta capacidad a través de los cientos de recargas que requieren la electrónica de consumo.

Más allá de las cuestiones técnicas, el proceso de pruebas y fabricación de nuevas baterías para uso de los consumidores puede ser largo.

Nikkei señala que Sony ni siquiera ha resuelto los problemas técnicos y que sus baterías de litio-azufre siguen siendo propensas a la “generación de calor e incendios”.

¿Por qué esto es importante?

Si bien esto es apenas la primera reivindicación de las mejoras de la vida de la batería de litio con químicos alternativos, es significativo que el intento provenga de Sony.

Por lo general, los anuncios de una mejor vida de la batería provienen de universidades u oscuras startups de las que nunca más se vuelve a saber.

Que Sony revele públicamente sus planes para la nueva química de baterías – y Nikkei señala que “otros fabricantes” se dedican a sus propios desarrollos – no hay razones para no ser optimistas de que las mejoras reales vendrán.