1

Perspectivas 2016: un gran año para las TI en salud

En 2016, las tecnologías de la información aplicadas al campo de la salud será un escenario de grandes oportunidades para innovar, según políticos, funcionarios y legisladores.

¿Cómo sería esto posible? Porque, así como esta pasando en el mundo de los autos debido a cambios legislativos en Japón, en 2016 los cambios previstos para próximas regulaciones y leyes tratarán de estimular el uso y la eficacia de los historiales médicos electrónicos.

En particular, las autoridades están tratando de abordar el reto persistente de interoperabilidad, donde los sistemas de HME, mientras que, aunque ya han sido adoptados ampliamente, son incapaces de compartir la información del paciente, lo que socava la visión de un sistema en el que los datos se mueven sin problemas entre los proveedores, pagadores y otros jugadores en el ecosistema de la salud.

“La adopción se ha ido hasta las nubes. Pero todavía tenemos mucho trabajo por hacer: los sistemas están en las oficinas, pero necesitamos la información para ser compartida“, dice Janet Marchibroda, directora de la Iniciativa de Innovación de la Salud en el BPC, con sede en Washington.

Mejorar la eficacia

Aun cuando ha habido duras críticas sobre la implementación de cambios en el sistema de salud, un evento convocado en diciembre por el gobierno federal estadounidense dejó en claro que sus funcionarios con optimistas respecto a la
interoperabilidad de TI de la salud  en 2016.

Karen DeSalvo, coordinadora nacional de TI de salud, apuntô un puñado de los sistemas que han roto las barreras a compartir datos de manera que, por ejemplo, cuando alguien se lesiona o se enferma durante un viaje, su médico del hogar reciba una notificación inmediata sobre el tratamiento que recibieron.

“A veces ese mundo parece muy lejos, pero quiero recordarles que sucede todos los días. Aún tenemos que trabajar en la usabilidad: los sistemas se sienten torpes y es difícil no sólo poner sino, también, extraer los datos. Pero el futuro está más cerca de lo que todos pensamos debido a los cambios, no sólo en el nivel de la tecnología, sino en el nivel de políticas y sistemas”, aseguró De Salvo.

Por el lado de la facilidad de uso, su oficina tiene previsto convocar a dos desafíos de desarrollo para ayudar a impulsar las mejores aplicaciones y reunir a los miembros de la industria para sentar las bases de lo que podría convertirse en una tienda de aplicaciones para los sistemas y TI de la salud.