1

¿Vale la pena el uso de la tecnología flash?

Durante los últimos cinco años, aproximadamente, la tecnología flash ha pasado de surgir prácticamente de la nada a ser el tema central en las conversaciones sobre almacenamiento empresarial. Pero, mientras que la tecnología ha evolucionado rápidamente en este tiempo, los debates con respecto a flash han permanecido en su mayoría estáticos y muchas veces no pasan de ser conversaciones sociales.

CIO América Latina/Mario A. Beroes Ríos

Sean Horne, director de Tecnología de EMC para el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda del norte, es de la opinión de que se debe avanzar sobre el tema en cuestión. “Qué hacer con dicha tecnología es ahora el punto a discutir; lo demás es perder el tiempo”.

-Hay más de 150 proveedores que ofrecen distintas versiones de flash, por lo que es crucial que este cambio en el enfoque ocurra lo antes posible si las empresas quieren evitar invertir en sistemas que en la práctica no satisfacen sus necesidades. Según mi criterio, hay tres puntos básicos sobre flash que cada empresa debe conocer antes de comenzar el importante proceso de adquisición.

Los costos

-Cuando se habla de costos cualquier directivo arruga el ceño; entonces, ¿cómo enfrenta EMC este asunto con respecto al uso de la tecnología flash?

“Al principio, cuando la tecnología flash ingresó en el mundo del almacenamiento, era mucho más costosa que las alternativas de almacenamiento de disco. Sin embargo, tal como ocurre con todas las tecnologías, los precios han disminuido con el tiempo, en gran parte gracias a las tecnologías de de duplicación, compresión y snapshots con uso eficiente del espacio, que permitieron que las empresas aprovecharan al máximo sus inversiones en flash.

Agrega Horne que la buena noticia para las empresas está en que los precios de flash van a mejorar aún más, y esto se debe, en gran parte, a una especie de efecto de la Ley de Moore, donde la capacidad de almacenamiento en cada disco de estado sólido (SSD) flash aumenta con el paso del tiempo, lo que disminuye el costo crudo por gigabyte.

Esta situación, según el directivo de EMC en Europa, hace que se multiplique “por el efecto de la consolidación de las tecnologías de snapshots de uso eficiente del espacio, deduplicación y compresión, que convierten a la tecnología flash en una opción altamente rentable para muchos tipos de almacenamiento”.

“Todo esto no significa que se hayan terminado los debates sobre la tecnología flash, los arreglos de discos, los arreglos híbridos y las nubes híbridas. Claro, el costo de la tecnología flash disminuye, pero también lo hace el precio de los discos y las tecnologías de deduplicación y compresión funcionan igual de bien para los discos que para flash”.

Para Sean Horne, el cambio en el precio de flash está lejos de limitarse a una conversación sobre el costo relativo de un tipo de almacenamiento en relación con otro. para él, la importancia radica en que actualmente las empresas tienen más opciones disponibles que nunca antes, incluidos los arreglos basados íntegramente en tecnología flash.

-Las empresas deben asegurarse de hacer las preguntas correctas a los proveedores, para garantizar que obtienen un sistema de almacenamiento apropiado para el uso.

El software 

¿Cómo pueden los clientes asegurarse de estar haciendo las preguntas correctas?, se pregunta Horne. Su respuesta está en que el primer paso es “dejar de lado el concepto de flash como medio de almacenamiento; la clave para una implementación exitosa de flash es pensar en los resultados de las aplicaciones”.

“Los discos SSD flash son tan solo los componentes básicos. Lo realmente importante es la forma en que los organiza, dónde los coloca y cómo los usa. Así, el software es un tema clave en toda implementación correcta de flash y, sin embargo, no es algo que se debata lo suficiente en relación con la tecnología flash”.

El software es el catalizador de flash, es lo que le da vida y permite a las empresas usar el medio de maneras novedosas“, añade.

“El software es la clave de este almacenamiento en niveles, ya que permite a los usuarios empresariales transferir dinámicamente los datos hacia arriba o hacia abajo en la pila. Y su importancia será cada vez mayor en relación con la trasferencia horizontal de datos entre plataformas. Cuando se trata a todo el hardware únicamente como un pool de recursos, el software inteligente garantiza que las empresas aprovechen al máximo sus sistemas en cuanto a costos y rendimiento”.

En el caso de los snapshots, piensa el directivo de EMC que muchos equipos de aplicaciones están innovando con nuevos procesos empresariales y de agilidad del flujo de trabajo, “dado que ahora pueden realizar la cantidad de copias que deseen, con la frecuencia necesaria, sin que haya riesgos para la capacidad ni los SLA”.

Las aplicaciones tienen que guiar las adquisiciones

Los nuevos costos de flash y el surgimiento de software inteligente implican que las empresas pueden hacer casi cualquier cosa con sus sistemas de almacenamiento. De hecho, es tan amplio el rango de posibilidades que se abre para las empresas, que no es de extrañar que para mucha gente el tema sea desconcertante.

-Entonces, ¿qué pueden hacer?

-La clave está en asegurarse de que hagan las preguntas correctas. Toda pregunta que comienza por el hardware y luego avanza hacia el negocio no es la correcta. Toda implementación de tecnología flash tiene que comenzar con la empresa del usuario final preguntando qué quieren que hagan sus aplicaciones y qué necesitan, desde una perspectiva del hardware y el software, para satisfacer estas metas. Este es el punto básico de flash más importante de todos: que el cliente final “domine” la conversación sobre las aplicaciones, en lugar de hacerlo el proveedor.

-Una vez que se comprendieron las aplicaciones, entonces se puede crear una estrategia de tecnología flash. Hay muy pocas empresas que se sientan y plantean: “así es como voy a implementar la tecnología flash en mi empresa y este es el tipo de flash que busco. Así realiza las escrituras mi aplicación y así las lecturas. Esta es la latencia y el tiempo de respuesta que deseo y necesito una infraestructura que me proporcione todo esto”. Generalmente tengo reuniones con empresas que han adquirido un sistema hace ya un tiempo y descubren que no responde como necesitan ni de la manera en que quieren que lo haga. Esto se debe a que comenzaron por el lugar equivocado; hicieron esa primera pregunta errónea.

Flash en todas partes

Por último, Horne cree que ya que se ha comprendido que no se trata del medio, sino de lo que se puede hacer con el, entonces las empresas deben preguntarse cuál es su estrategia para desarrollar flash en todas sus formas en sus operaciones, de manera acorde a los objetivos del negocio.

“Flash tiene un lugar en toda la empresa, desde las bases de datos OLTP y las herramientas de analítica de big data hasta el servidor. Dónde y cuándo se lo utilizará exactamente depende de una sola cosa: los requisitos de las aplicaciones de negocios”.

 

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.