1

Uso de teléfonos inteligentes en Colombia aumentó 35% en un año

El uso de los llamados teléfonos inteligentes se incrementó en Colombia un 35% en el 2015 con respecto al año anterior, según datos proporcionados por la consultora Deloitte.

La información, condensada en la encuesta “Global de consumidores móviles”, y dada a conocer en el portal Dinero.com, añade que el 80% de los consumidores obtuvo su teléfono inteligente actual en los últimos dos años. Respecto a los usuarios de este tipo de dispositivos, el documento explica que los de mayor participación son los de entre 16 a 24 años (37%), seguidos por los de 25 a 34  (31%) y 35 a 44 (32%). 

Y es que este mercado supera incluso al de los computadores portátiles, el cual registró un descenso del 3% en el mismo período. Este resultado, según Deloitte, demuestra que los smartphones más que un medio de acceso al mundo digital, son “una especie de control remoto para la vida”.

“Para miles de consumidores de Colombia, el teléfono inteligente ha llegado a ser el artículo más personal y su compañía más preciada”, sostuvo el encargado de la industria de tecnología, medios y telecomunicaciones de Deloitte, Nelson Valero.

Y es que más del 40% de los usuarios utiliza esos dispositivos mientras va en el transporte público, un 30% en el trabajo, más de la mitad los revisa al estar viendo la televisión.

Uno de los datos más interesantes que arrojó el estudio es que el 40% de los colombianos consulta su teléfono cinco minutos antes de dormir, mientras  que el 20% lo revisa inmediatamente después de despertarse para revisar sus redes sociales o correo electrónico (a los 15 minutos un 68% ya lo ha hecho).

La dependencia a los teléfonos inteligentes empieza a convertirse en una tendencia en el país, ya que el estudio revela que el 50% los usuarios revisan constantemente sus dispositivos a sino reciban una notificación.

La mensajería instantánea sigue siendo uno de los servicios más utilizados por los propietarios de teléfonos inteligentes, tres de cada cuatro usuarios utilizan este método de comunicación (75%)”, detalla Deloitte.

El 54% de los usuarios de teléfonos inteligentes contestó que también utiliza las redes sociales como medio de comunicación, mientras que el 47% las llamadas de voz, el 28% los correos electrónicos, 23% mensajes de texto, entre otros.

El Wi-Fi sigue siendo el rey

Deloitte determinó que las personas prefieren usar las redes Wi-Fi en vez de gastar su plan de datos. Muestra de ello es que en el 2014 el 59% de las personas se conectaban a internet a través de Wi-Fi, mientras que el año pasado ese porcentaje incrementó al 70%.

Este fenómeno, según en el análisis, se debe a que cada vez hay más redes de internet inalámbrico en las zonas públicas como los parques, así como en los  establecimientos comerciales y las empresas del país.

Sin embargo, el 83% de los colombianos aseguró que prefiere conectarse a internet con una señal de Wi-Fi conocida, bien sea la de su casa, trabajo o estudio por motivos de seguridad.

A pesar de ello, ese tipo de conexión sigue reinando porque “los usuarios están preocupados por el consumo de internet y las implicaciones económicas del uso de su plan de datos”, según lo interpretó la consultora con sede en Reino Unido.

Incluso, una de las razones que impulsaría a los usuarios a cambiarse de operador de telefonía móvil es el precio del plan de Internet  (37%), por encima de la cobertura y velocidad  de servicio (31%) o la disponibilidad de la red 4G/LTE (31%).

Finalmente, Deloitte estableció que si bien menos de la mitad de los usuarios están satisfechos con la velocidad de internet que tienen (45%), “tan solo un 15% estaría dispuesto a pagar más por tener una mejor velocidad”.

Las personas que se suscribieron al servicio de 4G también estarían insatisfechos con la calidad de sus redes, ya que el número de usuarios que piensan que la velocidad de su plan es mayor se redujo 12% entre 2015-2014.

Lejos del internet de las cosas

Colombia, una nación con más de dos millones de conexiones a internet (8 de cada 10 personas tienen acceso en las grandes ciudades), todavía parece estar lejos de algunas de las tecnologías disruptivas del futuro.

Tal es caso del internet de las cosas (IoT), un tipo de mecanismo que permitirá que cualquier dispositivo esté conectado entre sí. De hecho, solo el 10% de los encuestados contestó que tiene algún dispositivo con conexión a la red (relojes inteligentes, reproductores de juegos portátiles, entre otros).

“Aunque el IoT  pareciera un fenómeno reciente, este ha sido un área que se ha venido desarrollando por décadas. Por ejemplo, la primera máquina de venta ´inteligente‘ de gaseosas, la cual comunicaba el inventario disponible de productos, apareció hace 33 años”, concluye el informe de Deloitte.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.