1

La Nube se debate entre costos, temor, calidad y seguridad

La tecnología se ha convertido en una parte importante del acontecer diario. El desarrollo dentro de las empresas de “nuevas experiencias” para los clientes logra un puente de comunicación que va más allá del simple consumo del producto o servicio brindado.

CIO América Latina/Mario Augusto Beroes Ríos.

Una de estas “nuevas experiencias” para los clientes es la Nube. Sin embargo, este sistema de procesamiento y almacenamiento masivo de datos en servidores que alojen la información del usuario, continúa generando temor y desconfianza en los clientes, ya sea por desconocimiento o por cualquier otra causa, conocida o no.

La empresa de investigación Gartner asegura que en el año 2015, la computación en la Nube alcanzó un volumen de operaciones superior a los 250 mil millones de dólares anuales. Sin embargo, aunque una conexión en la Nube reduce costos y ofrece un mejor tiempo de actividad, no garantiza que los sitios web sean invulnerables a los delincuentes informáticos, a los gobiernos y sus redes de seguridad y, quizás, lo más importante, a los aparatos de uso personal que los trabajadores utilizan también como medios de trabajo en la oficina, conocidos como BYOD.

En mercados como el norteamericano y el europeo, la adopción de la Nube tiene que ver fundamentalmente con el surgimiento de nuevos marcos regulatorios dentro de las organizaciones, que demandan mayor eficiencia operativa, menor consumo de recursos y máxima disponibilidad.

Pero en regiones como Latinoamérica, el avance del cloud computing se explica también en parte por otros motivos que están relacionados, fundamentalmente, con las ventajas de costos que presenta este nuevo modelo.

Amenazas BYOD ponen en riesgo cualquier empresa

Un estudio de Kaspersky Lab encontró que muchos propietarios de pequeños negocios creen que la política de trabajo “BYOD” no representa una amenaza para sus compañías, ni tampoco tienen ningún interés en invertir algún esfuerzo en la seguridad de los dispositivos móviles. Lo que es peor, sus empleados piensan que la seguridad es responsabilidad del negocio.

El estudio sobre BYOD muestra que dos terceras partes (62%) de los propietarios de negocios y empleados en todo el mundo ahora utilizan sus propios dispositivos móviles en el trabajo. De hecho, la política de trabajo “BYOD” ya no es una tendencia sino una práctica empresarial aceptada. Afecta a compañías de todos los tamaños, desde las muy grandes corporaciones (más de 5.000 empleados) hasta las más pequeñas (menos de 25 empleados).

Es cada vez más raro encontrarse con algún ejecutivo empresarial que no utilice su propio dispositivo móvil en su trabajo. Una laptop, tableta o teléfono inteligente le permite realizar una gran parte de su labor de manera remota, desde cualquier lugar del mundo. Sin embargo, la pérdida de datos corporativos importantes mediante los dispositivos móviles es muy frecuente, una actitud negligente con respecto a la seguridad de los dispositivos móviles puede representar un riesgo serio para las empresas”.

El párrafo anterior es la opinión de Konstantin Voronkov, jefe de Administración de Productos para Endpoint en Kaspersky Lab, quien además agrega que, por tal razón es importante utilizar una solución dedicada fiable que se encargue de todas las necesidades modernas y tendencias de mercado, así como educar también a los empleados con respecto a las posibles amenazas y de acciones que se deben tomar en caso que se presente la ocasión.

 AT&T e IBM juntas por la seguridad en la Nube

“Balancear la necesidad de conveniencia de los empleados con la seguridad se ha convertido en un reto para los directores de seguridad informática y CIO de todo el mundo”. Quien así se expresa es Caleb Barlow, vicepresidente de IBM Security, quien además añade que es importante ayudar a proteger a las organizaciones, los empleados y los datos.

Por esto, y en unión con AT&T están ofreciendo un conjunto de herramientas complementarias probadas y fáciles de implementar. “Les damos a los usuarios de dispositivos móviles empresariales un acceso estable y privado a los datos y aplicaciones en la Nube”.

AT&T e IBM pueden ofrecer una solución de nube móvil escalable para ayudar a proteger los datos corporativos y aplicaciones. El nuevo enfoque de IBM y AT&T permite que la fuerza de trabajo sea productiva sin comprometer la seguridad y la experiencia del usuario móvil”.

Por su parte, Steve McGaw, director de Mercadeo de AT&T Business Solutions, a la par de reconocer que más empleados están utilizando dispositivos móviles para ser más productivos, afirma que “dichos datos y las aplicaciones se están moviendo a la nube. Los cambios son motivantes, pero siempre se tiene que considerar la seguridad”.

“Colaboradores de confianza como IBM nos están ayudando a abordar mejor el cambio de los modelos de negocio. Juntos ofrecemos opciones para entregar acceso móvil de alta seguridad para datos y aplicaciones en la nube, y nos apoyamos en la investigación de IBM, que encontró que casi la mitad de las empresas no asignan ningún presupuesto para asegurar las aplicaciones que desarrollan. Eso no puede seguir sucediendo”.

Emerson plantea ciberseguridad, sostenibilidad y Fog Computing

Algunas tendencias innovadoras, como la computación en la nube, la sostenibilidad, la seguridad cibernética y la Internet de las Cosas, están impulsando cambios profundos de TI en todas las industrias y crean oportunidades y desafíos en el proceso. En este ámbito se maneja la compañía de seguridad Emerson Network Power.

Como resultado de ello, están surgiendo nuevos modelos que cambiarán el entorno del centro de datos; mejorarán la productividad, reducirán costos y aumentarán la agilidad. Los cuatro modelos emergentes de los centros de datos del futuro que Emerson maneja son: Un fuerte de guerra para los datos; la Nube de muchas gotas; computación en la niebla (Fog Computing) y el Centro de Datos con responsabilidad social corporativa.

“Nuestro trabajo con muchas de las principales empresas y organizaciones de todo el mundo exige un pensamiento innovador y una perspectiva única con respecto al entorno cambiante de los centros de datos”, afirmó Steve Hassell, presidente de soluciones para centros de datos de Emerson Network Power.

Seguridad compromiso de todos

En conclusión, puede decirse que en la Nube, al igual que se está planteando en organizaciones, empresas y compañías vinculadas al ámbito tecnológico, la seguridad no solamente es cuestión de aspectos técnicos y legales sino que demanda un compromiso entre clientes y proveedores, propietarios de los datos e información y prestatarios de infraestructuras y servicios virtuales.

Y para ello es necesario llevar a cabo esfuerzos por ambas partes pues la solución, cualquiera que sea, pasa por encontrar el equilibrio entre las ventajas de la virtualización y la garantías de la seguridad.

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.