1

En el mercado almacenamiento flash DSSD D5

DSSD D5 de EMC, aborda las cargas de trabajo de TI más demandantes del mundo. Sin transpirar una gota, es pionero en la nueva categoría de “almacenamiento flash con escala de rack.”

Ya a la venta, DSSD D5 es el primero de una nueva categoría de almacenamiento flash: flash con escala de rack. DSSD D5 es una arquitectura completamente nueva, diseñada para las aplicaciones que más datos utilizan, tanto tradicionales como de última generación, que requieren niveles extremos de rendimiento y la menor latencia posible.

DSSD D5 alcanza nuevos picos de rendimiento, con resultados del mundo real que aceleran las aplicaciones como los cálculos de secuencia genética, la autorización de tarjetas de crédito, la detección de fraude y la analítica avanzada, en hasta diez veces.

Las empresas demandan una infraestructura de alto rendimiento para aprovechar el crecimiento, la velocidad y la variedad de datos para las necesidades del negocio. Estas organizaciones requieren almacenamiento flash compartido para empresas con los máximos niveles de rendimiento y rendimiento, y latencia prácticamente no existente; latencia que, anteriormente, solo se conseguía mediante tarjetas PCIe flash de conexión directa con grandes desventajas en cuanto al precio, la escala, la capacidad de expansión, la capacidad de servicio, la disponibilidad y la capacidad de uso compartido, ya que cada tarjeta PCIe es una isla de almacenamiento no redundante y administrada de manera individual.

DSSD D5, es un producto de EMC y ofrece almacenamiento flash compartido de alto rendimiento, ultra denso, altamente disponible y de muy baja latencia para hasta 48 servidores redundantes conectados. D5 se conecta a cada nodo mediante PCIe Gen3 y emplea la tecnología NVMe para ofrecer el rendimiento de flash conectado a PCI.

D5 es un dispositivo independiente que está disgregado del procesamiento, lo que le permite ofrecer los beneficios del almacenamiento compartido. El resultado es un rendimiento de última generación con una latencia tan baja como 100 microsegundos, rendimiento tan alto como 100 GB/s e IOPS de hasta 10 millones en un sistema de 5U.

D5, de rendimiento ultra alto, se desarrolló desde la base con varias innovaciones de hardware y software en el sector que lo diferencian de todas las demás ofertas de almacenamiento disponibles en el mercado. DSSD D5 va más allá del almacenamiento para hacer posible aplicaciones de última generación que requieren rendimiento y escalabilidad extremos. D5, diseñado para satisfacer las demandas de las cargas de trabajo de alto rendimiento y que más datos utilizan del futuro, también ofrece un vínculo fundamental a las aplicaciones emergentes de última generación basadas en conjuntos de datos extremadamente grandes y de rápido crecimiento, con 100 % de datos activos.

EMC ofrece DSSD D5 para beneficiar a los sectores actualmente limitados por arquitecturas tradicionales que no fueron diseñadas para las necesidades de rendimiento extremo de sus aplicaciones críticas del negocio. Entre estas, se incluyen las aplicaciones basadas en Hadoop, las bases de datos de alto rendimiento y los data warehouses, además de las aplicaciones personalizadas que se utilizan para el procesamiento de datos complejos, la analítica y la información en tiempo real.

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.