1

Informe BID-OEA: “Ciberseguridad es ínfima en América Latina y el Caribe”

Un extenso informe redactado en conjunto por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Organización de Estados Americanos (OEA) revela lo que es un secreto a voces: la seguridad cibernética en toda la región es ínfima.

Los líderes de ambos organismos nuevamente “hacen un llamado” a los países de la región; a todos en general. O se hace un esfuerzo en conjunto, o la vulnerabilidad se incrementará “con consecuencias impredecibles”.

El informe destaca la obligatoriedad de “acelerar sus esfuerzos en ciberseguridad, tras presentar un nuevo estudio elaborado por ambas instituciones con el apoyo de la Universidad de Oxford que muestra que la región es altamente vulnerable a ciberataques potencialmente devastadores.

El Informe “Ciberseguridad 2016, ¿Estamos preparados en América Latina y el Caribe?” revela que cuatro de cada cinco países de la región no tienen estrategias de ciberseguridad o planes de protección de infraestructura crítica.

Dos de cada tres carecen de un centro de comando y control de seguridad cibernética. La gran mayoría de las fiscalías de los países del continente son incapaz de perseguir los delitos cibernéticos, entre otras carencias, opero no poseen una legislación acorde para atacar y castigar este tipo de delito.

El informe analiza el estado de preparación de 32 países basado en 49 indicadores. Es la primera radiografía profunda del nivel de preparación de América Latina y el Caribe ante la creciente amenaza del cibercrimen.

Uruguay, Brasil, México, Argentina, Chile, Colombia y Trinidad y Tobago se encuentran en un nivel intermedio de madurez, pero lejos de países avanzados como Estados Unidos, Israel, Estonia y la República de Corea del Sur.

Los riesgos de abusos aumentan a medida que América Latina y el Caribe se incorpora a la revolución digital. La región es el cuarto mayor mercado móvil del mundo. La mitad de la población usa el Internet.

Hay países en América Latina que procesan el 100% de sus compras gubernamentales por vía electrónica. Los riesgos se multiplicarán con el advenimiento de la Internet de las cosas.

La evaluación de la madurez de las políticas de seguridad cibernética incluye 49 indicadores distribuidos en cinco áreas: política y estrategia, cultura y sociedad, educación, marco legal y tecnología. El informe incluye fichas técnicas de todos los países y analiza elementos clave como el estado de las legislaciones y la capacidad de los países de responder a incidentes.

En 16 países la capacidad de respuesta a incidentes no es coordinada. Únicamente cuatro países de la región superan el nivel intermedio de madurez en este aspecto.

Apenas seis países de la región cuentan con un programa estructurado de educación en seguridad cibernética, que incluye estabilidad presupuestaria así como mecanismos de investigación y transferencia de conocimiento.

El informe también contó con la colaboración del Center for Strategic International Studies, la Fundación Getulio Vargas, la organización FIRST, el Consejo de Europa, Potomac Institute y el Foro Económico Mundial

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.