1

México obligado a reducir brecha digital

La brecha digital es un problema que se profundiza en México. Es necesario contar con un programa de conectividad que vaya más allá de un proyecto de gobierno o de algunos sectores, abarcando aspectos más amplios que la cobertura y la penetración de la tecnología.

Lo importante es el uso y aprovechamiento que pueda hacer en conjunto sector privado y público para construir una red mediante contenidos y servicios acordes a las necesidades de México y de los mexicanos, según piensa Víctor Ruiz, fundador de Silikn.

“Sin duda, estos tiempos se manejan bajo la convergencia de tecnologías y contenidos, que hacen posible oportunidades hasta hace poco inimaginables. Hoy, por ejemplo, es posible viajar virtualmente a diversas regiones del orbe, visitar museos y bibliotecas, tener acceso a datos, información y conocimiento útil, y poner en contacto a personas de diversas culturas del mundo, a través de los nuevos medios, las aplicaciones, las redes y de Internet”.

Para diversos países la revolución tecnológica ha significado su incorporación en la denominada “nueva economía”, lo que posibilita a sus habitantes y empresas acceder a la información, a productos y mercados que antes no estaban a su alcance, así como a realizar actividades comerciales y financieras por medios electrónicos a costos menores, en comparación a los medios disponibles hasta ahora.

Uno de los objetivos de Silikn es generar alternativas de valor a través de un sistema tecnológico con contenido social, que ofrezca las herramientas y oportunidades que hoy es posible alcanzar por medio de las tecnologías de la información y las comunicaciones para mejorar la calidad de vida de todos los mexicanos.

Ruiz cree que hay que mantener el enfoque en la realización de actividades que permitan una mayor y más rápida penetración de servicios de telecomunicaciones e informática, a fin de garantizar que la cobertura de estos servicios y contenidos estén al alcance de cada vez más pobladores.

-También se debe contribuir al impulso del sector nacional de tecnología, contemplando la renovación tecnológica y la demanda de servicios, y brindar nuevas opciones de acceso a la educación y capacitación, que estimulen el aprendizaje como un medio para el desarrollo integral de los mexicanos, promoviendo que la educación sea accesible para cualquier persona.

“La brecha digital o tecnológica, no es otra cosa que la división que existe entre los que tienen acceso y saben usar la tecnología y los que no. Esta brecha está creando un nuevo tipo de segregación social y económica basada en la información”.

Asegura Ruiz, que mientras la gente que tiene o puede tener acceso es cada día más sofisticada en términos de su involucramiento tecnológico, la gente que no tiene acceso se está quedando atrás al estar menos informada o menos calificada en habilidades relacionadas con la tecnología. “No hay duda de que esta brecha puede convertirse en una verdadera amenaza que puede exacerbar las diferencias sociales y económicas entre individuos, empresas e inclusive naciones”.

“Necesitamos que México sea cada vez más competitivo. No sabemos si el gobierno actual está al nivel de las necesidades que tenemos como país, en material de desarrollo económico, social, educativo y tecnológico, por lo que como ciudadanos, como habitantes de este país tenemos que realizar actividades en beneficio de nosotros mismos, con o sin la ayuda del gobierno. En la medida en la que cada vez más gente y empresas desarrollen su potencial emprendedor observaremos importantes beneficios”.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.