1

Spotify: la revolución musical que llegó y se quedó

“La tecnología está cambiando lo hábitos del consumidor”. Esta frase, casi mantra en el mercado publicitario, no deja de ser cierta. Uno de los sectores que más ha evolucionado y disfrutado del apoyo de la tecnología es el de la industria musical. Inclusive muchos califican de revolucionario a este negocio en el que se desarrolla una nueva revolución gracias al streaming.

CIO América Latina/Mario Augusto Beroes R.

El cambio en el consumo de contenidos ha ido de la mano de la evolución de las plataformas tecnológicas y de negocios que están introduciendo distintas compañías. Spotify es uno de los ejemplos más claros de la revolución en el consumo de música en la actualidad, ya que propone un modelo de negocios que entrega un producto, en este caso, música, tanto a sus usuarios registrados como a la audiencia en general.

Mia Nygren, es la directora general para América Latina de Spotify. Su labor se centra en liderizar los esfuerzos para el crecimiento de la empresa en la región. Sueca de nacimiento, con estudios en Bélgica y casi un quinquenio en la empresa, conoce del negocio y, obviamente, melómana consumada, considera que oir música, del tipo o estilo que sea, es uno de los placeres más gratos en la vida.

De inmediato acude a los números de la empresa y muestra que Spotify logró un crecimiento de 10 millones de usuarios en tan solo nueve meses, con lo que ya suma 30 millones de usuarios premium en el mundo. Fundada en octubre del 2008, ha observado un vertiginoso crecimiento. Así, en sus primeros cinco años de operación registró 10 millones de suscriptores, mi

Mia Nygren: La apuesta del sector es al crecimiento y al buen servicio
Mia Nygren: La apuesta del sector es al crecimiento y al buen servicio

entras que a mediados del 2015 llegó a los 20 millones y a tres meses de haber iniciado 2016 ya cuenta con los 30 millones.

-¿Qué le indican estas cifras en lo que se refiere a los patrones de conducta y gusto del consumidor; del melómano?

-Estas cifras van más allá de mostrar un crecimiento cuantitativo; evidencian un cambio profundo en el consumo de contenido. Hoy vemos a un usuario que es participativo, y que junto con disfrutar de su música también quiere ser protagonista de la industria, ya sea compartiendo sus preferencias musicales en distintas redes sociales, creando una comunidad de melómanos o conocedores con sus listas de reproducción y también, por qué no, como artista.

-Pero la industria musical, no es precisamente una industria que de el ejemplo. Las disqueras han sido reacias al cambio y, en muchos casos, poco cuidadosas en cuanto a la calidad del contenido musical

– Las disqueras han pagado caro los errores que han cometido con el consumidor y ese es un tema algo polémico, sobretodo para alguien que trabajó en una. Sin embargo, no se puede poner en duda que la evolución del perfil del consumidor de música es determinante para el éxito de plataformas como Spotify.

Nygren considera como sumamente importante la autonomía que Spotify le da al usuario, lo que le permite que éste vaya descubriendo y ampliando sus horizontes musicales. Asegura que en la actualidad el usuario es mucho más activo, “y es ahí donde está el verdadero motor de nuestra plataforma”.

“Spotify se debe a sus usuarios. Ellos son los que día a día están creando tendencias y que nosotros como compañía ayudamos a difundir de manera efectiva y directa a los perfiles más idóneos”.

-¿Qué visualiza usted en el futuro inmediato de todo esto?

-Esta revolución continúa, aún quedan muchas cosas en qué experimentar para consolidar nuestra propuesta de valor. Durante 2016 esperamos seguir nuestro crecimiento llegando a nuevos mercados y potenciando la música da cada uno de los países en que estamos, participando en más eventos, más alianzas y convocando a más usuarios a esta revolución musical.

Añade Nygren que también están enfocados en proveer una experiencia integral a sus usuarios, ya que cada día suman alternativas para cambiar la forma tradicional de disfrutar la música, “que si bien seguirá siendo una experiencia personal o íntima, también queremos que sea una experiencia social. Tejer redes es nuestra misión, apuntamos a crear una comunidad global y dejando al usuario como actor principal”.

La visión comercial y de mercadeo de la directora de Spotify es clara. Integrar el servicio que ofrece en automóviles y otros dispositivos, asociarse con otras plataformas sociales, desarrollar aplicaciones para ser más asertivos en los gustos personales y poder entregar un contenido enfocado a la persona y a sus preferencias.

“Nuestra trastienda tecnológica ha permitido facilitar el consumo de contenidos y lo ha masificado. Un consumo  totalmente democrático que permite brindar una experiencia de calidad tanto a nuestros usuarios premium como a quienes utilizan nuestra plataforma gratuita. Hemos innovado también para entregar una plataforma publicitaria eficiente para nuestros clientes, entregándole distintas alternativas de participación”.

 

 

 

 

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.