1

IoT y Data Center ¿Quién depende de quien?

Muchos expertos y técnicos se preguntan si con la presencia, cada vez más relevante, del IoT, es obligada la transformación del Data Center. Según Ariel Álvarez, Business Development Manager Data Center de Logicalis para el Cono Sur, lo principal es contar con un contexto en el que el Data Center también se transforme y tomar en cuenta algunos aspectos que permitan diseñar su desarrollo de la mejor manera.

CIO América Latina/Mario Augusto Beroes Ríos

Álvarez asegura que lo primero es entender que el Internet de las Cosas (IoT) trae consigo más datos, “muchos más datos”. Sin embargo, se pregunta “¿Más datos significan que un Data Center debe crecer en la misma medida?” Él mismo se contesta al decir “no. Un Data Center debe y seguramente va a crecer, pero no del modo en que así se plantea o, imagina.

“La consultora Gartner estima que el fenómeno de IoT incluirá 26 billones de unidades instaladas para 2020, lo cual es una gran cantidad de dispositivos. Muchos de ellos interconectándose entre sí, generarán datos en un orden mucho mayor. Para afrontar este desafío, no se puede aplicar un concepto de fuerza bruta: a mayor cantidad de datos, mayor crecimiento del equipo del Data Center. Por el contrario, a mayor cantidad, complejidad y frecuencia de los datos, más inteligente debe ser el enfoque para resolverlo”.

-¿Qué variables habría que considerar?

-Las variables a considerar son, en primer lugar, que no todos los datos obtenidos por los dispositivos de IoT se deben almacenar en un Data Center. Además, no todos los datos se reciben de forma inmediata. Hay que tomar en cuenta que se eligen los datos que se procesarán antes de ser enviados al data center y que también existirán datos que se almacenarán localmente.

Así, cantidad, velocidad, calidad y ubicación son los cuatro conceptos que impactarán en, al menos, tres variables del Data Center: ancho de banda, cómputo y almacenamiento. Además hay una cuarta variable: seguridad, porque nuevos dispositivos conectándose a un Data Center significa nuevos tipos de ataque, como también nuevos datos para asegurar, especialmente en sectores de finanzas o de salud, así como los datos privados de los usuarios.

Considera el directivo que para diseñar el crecimiento del Data Center, también es bueno enfrentar una etapa de análisis sobre cuál es el propósito de los datos; cuáles son de mayor prioridad o críticos; cuán crítico es procesar los datos en tiempo real y qué datos preferimos almacenar en un Data Center, entre otras muchas preguntas.

Según el directivo de Logicalisdichas inquietudes ayudarán a diseñar y dimensionar el crecimiento de las variables anteriormente mencionadas: ancho de banda, cómputo, almacenamiento y seguridad.

“Sin embargo hay una pregunta, y quizás la más obvia: ¿Cuál será el volumen de los datos? La respuesta a esta pregunta debe contemplar las recomendaciones mencionadas, transformando al volumen de los datos, en información que nos permita tomar decisiones inteligentes”.

“Un nuevo concepto, es el de Data Center distribuido. Por un lado, existirán dispositivos que requieren una respuesta rápida al envío de la información de sus sensores, donde los datos no podrán viajar hasta el Data Center, sino que necesitarán una respuesta casi que inmediata. Para responder a esta necesidad es preciso contemplar la creación de mini Data Centers ubicados estratégicamente. IoT no sólo significa más datos sino una nueva forma de pensar el diseño y el crecimiento de nuestro Data Center.

para finalizar y concretando, Álvarez considera fundamental revisar las variables de uso de los datos y su importancia y capacidad de administración desde nuestro escenario de mercado, que al final es lo que permitirá responder las inquietudes relacionadas con una mejor gestión y optimización de las necesidades de cara al aumento de los datos.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.