1

Millennials replantean formación en TI

Anterior1 of 2Siguiente

La generación del Milenio o Millennials están presionando a las empresas para que desarrollen procesos de formación acorde con las destrezas de estos hiperconectados.

No es ningún secreto que las transformaciones digitales están obligando a las empresas a fomentar nuevas habilidades de TI y metodologías entre su fuerzas de trabajo.

Para los CIOs tales cambios pueden invitar a la interrupción y el caos a corto plazo, sobre todo porque la generación del milenio – aquellos entre las edades de 18 y 35 -, no es tímida a la hora de expresar su preferencia para aprender en sus propios términos.

El CIO de Purdue Pharma, Larry Pickett dice que no hay alternativa: hay que entrenar a los empleados mientras se despliega software en la nube y las metodologías agile destinadas a acelerar el ritmo de la investigación y el desarrollo.

Sin embargo, la formación previamente llevada a cabo en sesiones de dos días debió ser revisada cuando uno de sus trabajadores millennials de TI recomendó ofrecer, en cambio, sesiones de formación de 10 minutos mensuales.

“Ellos simplemente no tienen la tolerancia, la paciencia o el tiempo para hacer el entrenamiento en más tiempo”, explicó Pickett.

Aprendizaje acelerado

La “experta en el lugar de trabajo del milenio” de la aseguradora The Hartford, Linsey Pollak, ha escuchado antes la expresión de Pickett.

“Lo que la generación del milenio nos invita a hacer es tomar cada práctica – la formación es un gran ejemplo – y decir:’Tal vez es el momento de repensar las cosas que hemos estado haciendo durante 30 años‘”, explicó Pollak.

Pickett ha experimentado esto de primera mano en Purdue Pharma después de la introducción de varias nuevas tecnologías a los empleados el año pasado.

Anteriormente, sus equipos de infraestructura y arquitectura construían e implementaban nuevas herramientas, las probaban antes de enviarlas de vuelta a la mesa de servicio para proporcionar apoyo. Pero se dio cuenta de una brecha entre la puesta en marcha de las nuevas herramientas y el grado en que los empleados las adoptaban y utilizaban de manera eficaz.

“Si nos movemos demasiado rápido o intentamos introducir demasiadas tecnologías a la vez, lo que se obtiene es retroceso”, destacó Pickett.

En respuesta a esto ha creado un “grupo de la adopción de tecnología” cuyos miembros vagan por los pasillos para contestar preguntas de los empleados acerca de las nuevas herramientas, similares a la forma en que los Genius Bar asisten a los clientes en las tiendas Apple.

A veces, la enorme cantidad de un demográfico emergente entre los empleados puede forzar a las organizaciones para introducir cambios más radicales.

Anterior1 of 2Siguiente