1

Bajos costos favorece desarrollo de la realidad virtual

¿Será que el 2016 es el año en que la realidad virtual se pondrá los “pantalones largos”, y dejará de ser algo experimental o de ciencia ficción? Ha pasado el tiempo y, hasta la fecha, esta tecnología que tanto promete no pasa de los video juegos y de alguna serie de TV.

Pareciera que la hora ha llegado, ya que empresas como Facebook y HTC lanzaron sus gafas de realidad virtual Oculus Rift y Live respectivamente. Microsoft presentó sus lentes de realidad aumentada HoloLens, y en el primer semestre de año conoceremos PlayStation VR un visor de realidad virtual producida por Sony.

Uno de los que apuesta todo a ganador es Fernando Das Neves,  director del área de innovación y desarrollo de Snoop Consulting, quien considera que la realidad virtual cuenta con los dos factores claves para que una tecnología emergente se imponga: el social y económico.

El precio de la tecnología ha bajado mucho lo que permite la posibilidad de la masificación. Estas cosas ya existían hace 10 años, pero la diferencia es que ahora la tecnología permite hacer estas cosas a escala comercial. Antes eran aplicaciones muy de nicho porque tenían que poder pagar eso que era muy caro”.

Para Das Neves el componente económico debe combinarse necesariamente con el factor social para que la realidad virtual funcione, y como  el precio deja de ser el limitador, la tecnología va a ser un habilitador de ideas.

Sin embargo el directivo de Snoop Consulting reconoce que hay cuestiones que son de orden sociológico más que tecnológico . “Para que algo se dé tiene que haber un cambio de expectativas en la sociedad, no de tecnología. A veces la tecnología se mueve más rápido que la sociedad y ahí falla”

Un ejemplo son las gafas de realidad aumentada desarrolladas por Google; Google Glass. En términos tecnológicos eran muy buenas pero recibió fuertes críticas por parte del público, lo que llevó a Google decidiera no sacar el proyecto final en 2015 cancelando por ahora su venta masiva al público.

Por su parte, Gustavo Guaragna  CEO de Snoop Consulting, opina que el auge de la realidad virtual va a llegar en 2017 pero que este año tendrá un gran desarrollo. Añade que la realidad virtual va más allá de los jueguitos, y que las grandes compañías como Google y Microsoft apuestan fuertemente a esta tendencia ya que se trata de una tecnología muy poderosa a bajo costo.

-Hay un montón de oportunidades muy interesantes de negocio que tienen que ver con la visualización de información a bajo costo, por lo que concebir la tecnología como una habilitadora deja las puertas abiertas para imaginar cualquier tipo de aplicación que pueda favorecer la vida de las personas.

Das Neves, vuelve a retomar la conversación y señala que una de las cosas que tiene de bueno que el software sea tan barato es que abre la puerta a hacer investigación con eso, a países o personas, investigadores comunes con lo cual se pueden hacer estudios que antes eran imposibles a ese nivel.  “Ahora el límite no es el precio sino la idea”.

 

Y Guaragna agrega que es imposible predecir qué se le va a ocurrir a la gente cuando la tecnología deja de ser un obstáculo. “Puede que falle violentamente como pasó con Google Glass o puede ser que nos cambie la vida. Y es positivo en su diagnóstico a futuro ya que mucha gente va a fallar pero de ahí van a salir cosas que a nadie se le ocurrieron. Las herramientas están. El límite es nuestra imaginación” .

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.