1

Auriculares ¿objetos del pasado?

¿Las conexiones de audio ya son cosa del pasado? Pareciera que sí, o por lo menos así lo visualizan los directivos de Apple que piensan eliminar la conexión de audio de 3,5 mm. en su próximo iPhone. la idea es ofrecer en venta con el aparato auriculares inalámbricos que podrán cargarse usando el puerto digital Lightning.

Y no es solamente la compañía californiana del logo de la manzana. Intel acaba de proponer, en una reunión en China, eliminar la conexión de 3,5 mm. de los teléfonos usando los nuevos puerto USB-C que varios fabricantes han empezado a instalar en los dispositivos.

Una compañía china, poco conocida en occidente, LeEco, también se ha sumado a la iniciativa. Tres de sus nuevos teléfonos vendrán con auriculares equipados con conexión USB-C.

De más está el decir que las ventajas saltan a la vista. Y la primera tiene que ver con el espacio a ocupar. La conexión analógica de audio ocupa un valioso espacio en el interior del teléfono. Puede llegar a ser más grande que el módulo de cámara digital, por ejemplo, ya que tiene que acomodar los 3,5 mm. del extremo del conector.

Con el salto a USB-C o Lightning los fabricantes pueden aprovechar ese espacio para ampliar la batería o instalar nuevos componentes en el terminal. Una conexión menos simplificará también el diseño de los teléfonos y hará que sea más fácil impermeabilizarlos. La desventaja evidente es que mientras los auriculares están conectados no se podrá cargar el teléfono. Los auriculares tendrán que incorporar además conversores de señal digital a analógica.

La conexión de 3,5 mm. es también analógica y poco versátil. El cambio a una digital permitirá a los fabricantes de auriculares aprovechar desarrollar modelos mucho más capaces. Por ejemplo, auriculares intraurales con reducción de ruido que no tengan que ser alimentados por una batería interna o que aprovechen los micrófonos del teléfono para cancelar el sonido ambiente. Los auriculares inalámbricos podrán cargarse también mucho más rápido usando este puerto, incluso mientras se escucha música con ellos.

La capacidad de transmitir datos abrirá también la puerta auriculares inteligentes, capaces de capturar datos biométricos y enviarlos a las aplicaciones del teléfono. Podrán, por ejemplo, medir la temperatura del cuerpo o el ritmo cardiaco durante una sesión de ejercicio.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.