1

Dispositivos portátiles: el nuevo grito de la banca electrónica

Para muchos el pago en dinero, es un artículo en vías de extinción. Los dispositivos portátiles se imponen en un mercado guiado por la tecnología y la electrónica. Más cuando dichos dispositivos incluyen relojes, pulseras y hasta indumentaria inteligente.

CIO América Latina| Mario Augusto Beroes Ríos| @marioberoes22

Llegó la hora en que la banca decidió dejar de lado ese aspecto tradicional y formal que siempre la ha caracterizado. Por lo menos así lo avisora Fernando Méndez, vicepresidente de Productos Emergentes de Visa Inc. América Latina y el Caribe, quien además asegura que la banca electrónica y todos sus “productos”, llegaron para quedarse en Latinoamérica, y no tienen temor alguno a la situación económica, “ya que el interés del usuario por estos productos es total.”

Añade que al igual como ha sucedido con dispositivos como tabletas y teléfonos inteligentes, los usuarios, y la demanda del mercado en general, son cada vez más receptivos y determinantes a la hora de adoptar nuevas tecnologías de pagos, como por ejemplo, los dispositivos portátiles desde relojes, y pulseras hasta indumentaria inteligente, a medida que éstas van saliendo, porque entienden que la innovación apunta a simplificar el proceso de compra, lo cual representa un beneficio para ellos.

-Justamente y tomando en cuenta el inicio en Brasil de los XXXI Juegos Olímpicos, los primeros que se celebran en Suramérica, hemos colocado en el mercado la pulsera Bradesco Visa, forma parte de esta nueva generación de pagos, permitiendo al consumidor una nueva forma de pago.

Los dispositivos conectados están cambiando todo lo que sabemos sobre compras y pagos. Los pagos a través de dispositivos móviles son apenas el comienzo de un cambio de conducta del consumidor que está empezando a abrazar la tecnología móvil como una opción. Sin embargo, de la misma manera que comprar pasó de la esfera de lnternet en una PC a los dispositivos conectados, eventualmente, se llegará a otro tipo de dispositivos incluidos en prendas de vestir, por ejemplo.

Para el directivo regional de Visa, ya estamos a las puertas de otro cambio en la omnipresencia de los pagos, y en lo que significa en cualquier lugar. En su parecer, casi cualquier dispositivo conectado puede transformarse en un lugar donde ir de compras, comprar y pagar. Ésta es la nueva era del comercio conectado.

“A medida que el mundo y la tecnología cambian a nuestro alrededor, la estrategia de Visa lo ha hecho también. Durante los últimos 50 años, nos hemos concentrado en permitir el comercio global proporcionando una experiencia de pago simple, segura y fluida para todos y en cualquier lugar porque sabemos que es esto, lo que las personas están buscando, sin importar la plataforma de pagos utilizada”.

-¿Cómo Visa respalda el funcionamiento de estos productos, tomando en cuenta los problemas de conectividad en la región?

-En el caso de la pulsera Bradesco Visa, ésta funciona con tecnología Near Field Communication o NFC, ya existente en las tarjetas Bradesco Visa PayWave desde 2008 y en tarjetas Visa de prácticamente toda la región. Para su uso, basta que el establecimiento tenga un punto de venta con tecnología NFC. Actualmente, existen más de 1 millón de establecimientos comerciales con este punto de venta solamente en Brasil.

Ahora bien, para continuar fomentando su expansión en la región, es necesario que las diversas industrias continuemos trabajando de forma conjunta para fortalecer la conectividad y generar conocimiento respecto al uso de estas nuevas formas de pago y sus beneficios. Tanto los sectores públicos como privados buscan un mismo fin, que es facilitar la expansión tecnológica y permitir que el uso de este tipo de tecnologías, como la NFC, sea más accesible a todos, desde comercios hasta consumidores.

-¿Cuál es el plan de expansión de este producto en la región? ¿Han considerado implementarlo en otros países?

-Comenzamos con la etapa de pruebas de la pulsera en el marco de los Juegos Olímpicos Río 2016, es decir que las 4 mil terminales de pago instaladas por Visa en el Parque Olímpico aceptarán este tipo de pago. El segundo paso será poner el wearable a disposición del mercado nacional brasileño donde ya hay más de 1 millón de terminales de punto de venta habilitadas para aceptar este tipo de tecnología. La expansión hacia otros países tendrá lugar en una tercera etapa para lo cual todavía no hay una fecha prevista.

-Lo importante es que ya en América Latina se está empezando a implementar tecnología de pagos electrónicos de vanguardia, sólo posibles en mercados desarrollados. Esto es un importante comienzo que ayudará a pavimentar la ruta para otros países de la región.

 –¿Bajo qué mecanismos de seguridad se rige el dispositivo en comparación con tarjetas chip y otros productos?

-Al igual que los demás productos y servicios puestos a disposición por Visa y por Bradesco, la tecnología por aproximación cuenta con los mismos niveles de seguridad exigidos por las empresas. Gracias a los diversos mecanismos de seguridad, las transacciones con la pulsera Bradesco Visa son tan seguras como las transacciones con chip. Por cada transacción vía NFC, se genera y valida un código de transacción único antes de que el lector complete la transacción.

Méndez añade de la opinión que el usuario tiene el dispositivo en su muñeca durante todo el proceso de pago. Sumado a lo anterior, las terminales de las cajas procesan solo un dispositivo a la vez, minimizando eventuales errores durante las transacciones.

“Visa es la plataforma que habilita el comercio. A medida que aumenta el número de dispositivos conectados globalmente, también crece nuestra capacidad para dar soporte a la creación de nuevas soluciones de comercio innovadoras. Lo que diferencia a Visa es nuestro enfoque cooperador para soporte del comercio global, las posibilidades de nuestra red y nuestros productos y servicios. En este sentido, la seguridad es el vértice de todo este mundo de posibilidades.”

“La seguridad siempre ha sido la prioridad en Visa. Invertimos más en seguridad que en cualquier otra área de nuestro negocio. La inteligencia y la velocidad de nuestra red permiten a Visa autenticar a revendedores y compradores con una precisión del 97% en menos de 300 milisegundos.”

-¿Qué importancia le atribuye Visa a los pagos móviles y cuáles son los desafíos que quedan por sortear en torno a ellos?

-Las nuevas tecnologías, en particular la móvil, han generado un impacto profundo transformando la manera de comprar, pagar y ser pagados. Lo móvil es relativamente nuevo para algunos, pero para toda una generación es el centro de sus vidas. Ellos consumen todo de forma inalámbrica y en pantallas.

Con decenas de miles de millones de dispositivos conectados, el punto de venta ya es literalmente en todas partes – nuestros teléfonos, nuestras joyas, nuestros carros y nuestros electrodomésticos. Es por ello, que Visa continúa trabajando para que la conveniencia de los pagos electrónicos esté ahora en la palma de la mano, incluso si su billetera no lo está, con formas de pago como Android Pay o Samsung Pay,  por ejemplo. Estos nuevos dispositivos vienen equipados con las tecnologías de Comunicación de Campo Cercano (NFC) que les permiten transmitir inalámbricamente información de pagos a una terminal de comercio.

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.