1

FCC y la Nube: 3 maneras de encararla

Cuando David Bray llegó en 2013 para conducir la FCC; la  Comisión Federal de Comunicaciones, se encontró con un departamento donde imperaba el desorden.

CIO América Latina| Tracy Alcalde| @CW_Tracy

Había 207 sistemas diferentes para una agencia conformada por 1.750 personas; la edad media de estos sistemas superaba 10 años de edad; y la agencia había tenido nueve directores de TI en ocho años, antes que él llegase. Dos años y medio después, gracias a los esfuerzos de Bray y lo que llamó “un equipo de agentes de cambio positivo”, la FCC no tiene sistemas distintos.

“Trasladamos de inmediato todos los servicios a la Nube y a un proveedor de servicios comercial”, explica Bray, ejecutivo senior y CIO, “y hemos sido capaces de reducir el gasto que teníamos en nuestras operaciones de TI y mantenimiento en más del 85%, de nuestro presupuesto de TI, a menos del 50%”.

Como orador principal en la conferencia “Agenda 2016 IDG”, Bray describe la forma en que apalancó los cambios dentro de su departamento para mover las informaciones de la FCC a la Nube en un tiempo récord.

“La lección más importante para cualquier líder es que tiene que abrazar y adaptarse a los agentes de cambio y adaptar, además, la organización que dirige a los mismos. Uno tiene que ser audaz, valiente y benévolo con todo su equipo.”

Bray describe tres principios clave que un CIO debe adoptar para ayudar a sus equipos a la transición de sus organizaciones a la nube, y el primero en su opinión es “abrazar el poder de la diversidad, ya que con esto se está tratando de animar a los agentes de cambio con un enfoque positivo, que realmente es lo que se necesita para reconocer que hay valor en los diferentes puntos de vista, tanto en términos de experiencia y perspectivas cognitivas que estudios han demostrado que una combinación de expertos y perspectivas ingenuas superan la opinión de solamente los expertos”.

Bray advierte, sin embargo, que “diversos puntos de vista sólo funcionan si usted ha compartido metas. El arte de los buenos líderes es conseguir la aceptación de sus objetivos antes de que realmente fomentan la diversidad, porque de esa manera usted es todo un equipo unido detrás de una misión antes de ir hacia adelante “.

“Cuando se está fomentando agentes de cambio, también es importante empoderar el borde, así como el centro”, dice Bray. “Reconocer que las personas que están más cerca de la misión o el negocio de la organización tienen el mejor contexto para lo que hay que hacer. Potenciar a esas personas al máximo para que respondan con rapidez y de forma elástica en lugar de hacerlos esperar por las cosas desde arriba”.

“Mi papel como CIO es el de ser un capitalista de riesgo interno: doy las personas autonomía, el progreso medible y un propósito significativo”.

 

 

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.