1

Automatización robótica: el cambio empresarial

Está definido que la automatización robótica de procesos (RPA) y la computación cognitiva tienen una enorme capacidad para digitalizar nuestra fuerza de trabajo y reducir el número de FTE de back-office. Pero, a pesar de que las empresas están buscando incrementar las posibilidades de funcionamiento automatizando miles de puestos de trabajo con la ayuda de los FTE, pero los problemas continúan.

CIO América Latina| Peter Bendor-Samuel

Existen las herramientas para automatizar un proceso, pero, y sin embargo, hay que ajustarlas y ponerlas en uso ya que existe la tecnología para impulsar claramente un nivel avanzado de digitalización o de automatización.

El problema es cuando las organizaciones intentan automatizar puestos de trabajo, y solo logran resultados muy modestos. Se enfrentan a un equipo de 10 a 40 ingenieros robóticos, por ejemplo, pero pierden fuerza muy rápidamente. Si el plan es automatizar 2.000 puestos de trabajo, la idea de ir a toda velocidad no es la más recomendable.

Se siente como si toda la organización se convierte en el proyecto, y hay entonces que explicarle a los ingenieros la razón por la cual dicha empresa no está lista para automatizar un proceso. Las limitaciones del día a día abruman el proyecto. En consecuencia, seis o nueve meses más tarde, sólo un puñado de puestos de trabajo están automatizadas y la organización termina por debajo de la entrega, en contra de la promesa y así la iniciativa fracasa.

Cómo conducir proyectos de automatización

Se puede capitanear todo un proceso de automatización y obtener enormes beneficios. Pero para hacer eso, hay que reconocer que existe una manera fundamentalmente diferente de hacer el trabajo. No es sólo la eliminación de puestos de trabajo; la automatización significa que va a terminar con un proceso digital.

Eso es un cambio importante y, por lo general, el éxito con este nivel de cambio requiere que se quite primero “capas de limitaciones”, incluyendo la resistencia a cambio.

Se trata en primer lugar de pasar por el proceso de construcción de una visión de un proceso digital, no sólo la eliminación de empleos. Debe generar métricas en torno a los beneficios de ese proceso digital, así como el grado de digitalización va a conducir.

Es necesario cambiar la cultura dentro de la organización y de las personas en su forma de percibir el cambio. Reconocer que la organización y la corrientes métricas probablemente restringen la automatización, por lo que tendrán que encontrar mecanismos catalíticos que ayuden a la organización a abrazar el cambio.

También se debe reconocer que los procesos y las políticas necesitan ser repensados para permitir la visión digital para afianzarse. Y es necesario dotar a la organización de las herramientas necesarias para hacer la automatización.

El resultado final

Si usted no reconoce que la automatización es un tema fundamental en el cambio organizativo, más que un problema de la tecnología, sus esfuerzos de automatización fallarán. Debe poner en marcha mecanismos para impulsar ese cambio e influir en la organización para que la adopte.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.