1

Transformación digital: cambiar o desaparecer

Las empresas viven un proceso de cambio, en donde el modelo de negocio está fuertemente desafiado por la irrupción de nuevas tecnologías, y la amenaza de nuevos competidores que hacen uso nativo de estas nuevas tecnologías.

Por Sergio Morales, Gerente Comercial Adexus.

Según el índice de densidad digital elaborado por Accenture en 2015, el aumento del uso de tecnologías digitales podría incrementar en más de 1.250 billones (millones de millones) de euros el PIB de las 10 principales economías del mundo, lo que representa un incremento del 2,3% respecto a las actuales estimaciones.

La transformación digital sintetiza el proceso de reinvención de una organización hacia nuevas formas de relacionarse, hacer y pensar, apoyándose en las tecnologías digitales para mejorar los resultados del negocio, la experiencia de los clientes, colaboradores y su ecosistema.

En esta era digital, las empresas no pueden ser un ente pasivo que espera que los consumidores vayan a ella y ahora su principal misión es facilitar el vínculo con sus clientes de manera rápida y eficiente.

sergio-morales

Los actuales modelos de negocios y las compañías tradicionales, están en peligro  sobre todo con los nuevos consumidores, los cuales tienen costumbres de compra muy diferentes a sus antecesores. Según estudios de la industria, el 62% de los Millenials (personas nacidas entre 1980 y 2000) usan redes en el proceso de compra, versus el 47% de generaciones anteriores.

De hecho, se estima que dentro de los próximos 5 años, un tercio de las 20 empresas más importantes de los segmentos de la industria se verán afectadas por nuevos competidores, mientras que un 35% de los recursos TI irá directamente a la creación e implementación de estas nuevas fuentes digitales dentro de las compañías.

El rol de los técnicos

Frente a este escenario, los negocios del futuro no sólo requieren gestión, sino que también de un enfoque de liderazgo orientado a crear y facilitar la transformación a la velocidad de las necesidades del negocio y al mismo tiempo, desarrollar una base diseñada, flexible, segura y confiable para el futuro.

Toma especial importancia un nuevo rol en las organizaciones: el llamado CDO (Chief Digital Officer), un ejecutivo de negocios con conocimiento técnico de los datos, desarrollando su potencial como un activo para la organización, rol que en Chile y en Latinoamérica todavía no ha tomado la relevancia que se merece.

En este proceso de evolución o “reinvención” de las empresas, es fundamental partir por una visión de transformación alineada a los objetivos de negocios, que luego se traduzca en un roadmap iterativo de transformación, basado en pilares sólidos de liderazgo y gobierno del proceso, identificación de activos y recursos críticos, entre otros.

Atreverse a probar, explorar y adoptar las ventajas que entregan las tecnologías de la  Tercera Plataforma, capacidad digital que soportará finalmente la visión del negocio, permitirá adelantarse a la competencia en términos de nuevos modelos de atención, más simples y multicanales, con estructuras y procesos más eficientes y ágiles, adecuando su organización a las variables demandas del mercado.

El desafío entonces para las organizaciones es ¿reaccionar o transformarse?, o mejor dicho, ¿cambiar o desaparecer?

 

 

 

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.