Transformación digital: paso clave para el sector financiero

La industria bancaria, al igual que los dinosaurios en su momento, está experimentando una vez más una época de grandes cambios.

Por: Juan Pablo Jiménez, vicepresidente de Citrix  para Latinoamérica y Caribe

Los dinosaurios se extinguieron hace millones de años, el medio en el que vivían cambió repentinamente y no pudieron adaptarse. Hoy la industria bancaria, al igual que los dinosaurios en su momento, está experimentando una vez más una época de grandes cambios; porque si hay algo que desde sus orígenes este sector experimentó fueron cambios producto de la evolución necesaria de las necesidades de la sociedad y los negocios. La diferencia es que en la actualidad pueden contar con un aliado clave: la tecnología.

El contexto de cambios que el sector financiero vive está relacionado a aceleraciones y desaceleraciones de la economía, la llegada de la movilidad, las demandas de una generación que prefiere hacer tramites online que dirigirse a una sucursal y un entorno regulatorio en continua evolución. Y es precisamente ante este nuevo escenario dónde la industria puede dar pasos claves para salir airoso o asumir el riesgo de mantener el status quo.

En este sentido, los desafíos que tiene la industria tienen un denominador en común, es necesario avanzar hacia una transformación digital. Y para hacerlo es importante no perder de vista estos tres aspectos:

  • Potenciar la competitividad: Para crecer y competir los bancos pasan por procesos de fusiones, adquisiciones, inversiones y aperturas de nuevas sucursales. Crear una infraestructura que impulse el negocio y evite que las operaciones se paralicen ante estos cambios sin dudas es vital para competir en el mundo actual. La virtualización de escritorios y de aplicaciones permite resolver estas situaciones con mayor agilidad, centralizando la información y pudiendo entregarla a cualquier sucursal y dispositivo en minutos, en lugar de semanas o meses sin poner en riesgo el cumplimiento de normas de seguridad.
  • Consolidar aún más la seguridad: La industria financiera está sujeta a leyes y normas muy estrictas en cuanto al manejo y confidencialidad de la información. Y a la vez los hackers están muy interesados en obtener sus datos. En este contexto, la virtualización se vuelve fundamental ya que brinda un acceso seguro a los datos contando con varios niveles de autenticación y encriptación. Asimismo, la información nunca queda almacenada en los dispositivos sino segura en el datacenter o en la nube.
  • La movilidad empresarial: Implementar la movilidad empresarial  dentro de la estrategia de TI de este sector permite que asesores, cajeros, personal externo contratado y ejecutivos pueden tener un punto de acceso instantáneo a todos los recursos que necesiten para hacer sus trabajos. Esto redunda en mayor productividad y en una mejora en la atención a los clientes. Asimismo permite formar, contratar y retener a los mejores talentos, en un contexto en el que no pueden permitirse perder personal destacado.

Sin dudas, la banca se encuentra en un período de cambios pero también en una instancia dónde pueden elegir qué postura tomar ante la necesidad de una transformación digital. La tecnología, en este punto, tiene mucho para ofrecer para aquellos que estén decididos a no ser dinosaurios.

Adolfo Manaure

Entusiasta seguidor de la tecnología y las innovaciones que cambian el mundo. Director Editorial y COO en The HAP Group.