4 responsabilidades de un consejero de directiva

No es fácil, ya que un consejero de la junta directiva ha de desenvolverse bien en aspectos como las discrepancias con el CEO, el financiamiento y la estrategia a implementar por dicha junta directiva.

Para las empresas del mundo tecnológico, tanto las más recientes como las que ya tienen años en el negocio, el consejo de administración tiene menos presencia mediática que los CEOs cofundadores y formados bajo una perspectiva muy personal. Sin embargo, una dirección colegiada siempre tendrá que tomar decisiones y asumir responsablilidades, por lo que un buen consejero o miembro de la junta directiva ha de desenvolverse bien en estas decisiones claves:

1. Contratar y despedir al CEO. Se puede argumentar que el papel esencial de un consejo de administración es elegir al ejecutivo principal del equipo, esto incluye la contratación y despido del CEO. Cuando un CEO hace un movimiento arriesgado y deliberado en contra de los consejos de la junta, hay que preguntarse si es un error fatal, en cuyo caso el despido se hace inevitable.

2. Financiar la empresa. El financiamiento continuo de la empresa es fundamental para el consejo. Esto demuestra la lealtad al CEO, la visión y el futuro que tiene por delante. También es importante por el motivo de que una retirada de fondos de la junta actuaría como un indicador negativo para el mercado, complicando la futura financiación externa. Es ahí donde la palabra del consejero debe tener peso

3. Establecer un consenso con el CEO para una dirección estratégica. La sintonía entre los consejero y el CEO de la compañía también es crucial. Sin embargo, hay algunos matices. Los puntos de vista sobre la idea general de la empresa establecidos al comienzo deben alinearse, pero eso no significa que el consejo y el CEO tengan que ponerse de acuerdo sobre actualizaciones en el futuro.

4. Acordar las condiciones para una venta o exit. Las expectativas sobre una venta o salida a Bolsa de la compañía pueden ser un aspecto conflictivo en la relación con el ejecutivo principal. A menudo la junta representa a firmas de capital riesgo, que quieren resultados milmillonarios, por lo que impulsará valoraciones cada vez más altas. Eso podría ir en contra del deseo de que una empresa sea adquirida por razones estratégicas, por lo que las expectativas de un exit se deben acordar antes de la inversión.

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.