1

Contratación: 6 consejos para negociar una mejor oferta (2/2)

Puede que haya soñado con esa posición ejecutiva. Pero si hace un proceso de contratación irreflexivo, el sueño será pesadilla.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Si es su primera incursión en el nivel superior o ha sido C-suite stalwart durante años, la negociación de un paquete de compensación puede ser muy estresante.

Comprender cuáles son los elementos del mercado que debe tener en cuenta para mejorar su negociación es parte de lo que venimos trabajando desde nuestra anterior entrega.

Veamos los restantes factores a tener en cuenta para que el proceso de contratación sea un buen comienzo de su nueva condición laboral.

3. Equidad

Esta puede ser una de las piezas más lucrativas de un paquete de compensación para ejecutivos pero también es la más compleja, con muchas variables involucradas, según el socio de Essex Partners, Howard Seidel.

El experto señala que esto también puede ser un riesgo importante. La mayoría de las compañías que ofrecen capital como parte de la compensación emparejarán eso con un salario inicial más bajo, por lo que usted como un ejecutivo toma un montón de riesgo.

“Todo el mundo sabe lo que vale la equidad cuando la empresa no tiene éxito: CERO. Pero, ¿cuánto puede valer si la empresa tiene éxito? Para justificar la adopción de un salario más bajo, usted tiene que estar más motivado por diferentes cosas o creer que el desembolso valdrá ese riesgo”, dice Seidel.

Para la vicepresidenta senior y socia de WinterWyman Executive Search, Tracy Cashman, la mayoría de las empresas nuevas ofrecen capital en forma de acciones que son elegibles para comprar a una tarifa con descuento o se le dan a usted.

Destacó que – es posible también – que tenga la opción de comprar acciones en un plazo determinado o – en el caso de una compañía pública – es posible obtener acceso restringido de Unidades.

“Tenía un cliente recientemente que ha negociado un período prolongado de tiempo para ejercer sus opciones de compra: quiere más de los 90 días sugeridos originalmente en la oferta. También hemos ayudado a clientes a negociar la adquisición acelerada de derechos. Pero, incluso si consigue acciones, digamos que la compañía se hace pública unos meses después de que comience y usted no ha logrado bastante, seguro que no va a hacerle muy feliz tomar el papel”, dijo.

La recompensa, además, puede cambiar dependiendo de qué papel usted está asumiendo dentro de la compañía, especialmente en una puesta en marcha, explicó Cashman.

La especialista destacó que, por ejemplo, a un COO podría ofrecérselo una cantidad diferente de equidad que a un CFO, debido a sus diferentes funciones dentro de la empresa y a los diversos niveles de impacto en el éxito de la misma.

“Tantas consideraciones diferentes entran en juego cuando la equidad está involucrada: ¿es la empresa una startup? ¿En qué etapa? ¿Están a punto de comercializar? ¿Van a público? Si están recibiendo capital de riesgo, ¿están a punto de obtener una gran afluencia, que pueda diluir su capital? ¿Cuál es el efecto sobre mi patrimonio si la empresa lo hace bien pero no genial? ¿En el caso de que haya un pago que se paga primero? ¿Quién obtiene el pedazo más grande?”, se pregunta Seidel.

Si la equidad va a jugar un papel en su compensación, tómese su tiempo para asegurarse de que entiende tanto como pueda acerca de su participación en el éxito de la empresa. Puede ayudar a mirar los informes financieros y las proyecciones para calcular un valor aproximado para esa equidad, y también debe pedir a la empresa que le ayude a averiguarlo, dice.

4. Acuerdos de cambio de control

Al igual que los de indemnización, los acuerdos de cambio de control constituyen el paracaídas dorado. O como quiera llamarlos.

Cashman explicó que los mismos constituyen acuerdos que cubren tanto lo que sucede si la empresa no tiene éxito como si la abandona voluntariamente o no.

“Estos regulan lo que sucede en caso de que la empresa se derrumbe, que usted se vaya voluntariamente o si su empleo es terminado por la razón que sea. Deberían cubrir un período de tiempo específico después de recibir una compensación y asegúrese de que está al tanto de cualquier limitación de la incompetencia que puede ser escrita en ellos puesto que esas cláusulas pueden afectar su empleo más adelante”, Cashman dice.

5. EL RESPETO

A menudo, los candidatos rápidamente son capaces de decir cuando una oferta es “buena” con respecto a una que no lo es tanto, o que la misma no está en línea con sus expectativas.

Pero Seidel recomienda que, incluso cuando una oferta no sea grande, no se pongan a la defensiva. Siempre asuma que la oferta fue elaborada de manera reflexiva y de buena fe, sobre la base de lo que la empresa puede ofrecer cómodamente.

Por supuesto, ella estima que a veces es probable que la oferta no sea la mejor que puedan hacer pero, precisamente, de eso se trata una negociación.

Mire la oferta desde un punto de vista bastante objetivo: lo que es bueno, lo que está mal, lo que falta, lo que no esperabas y las cosas que estás dispuesto a comprometer para tener la oferta lo que quieres”, explica Seidel.

Y puede ser útil tener un experto en compensación o un representante legal para ayudarle a navegar por esto, sugirió la especialista, aunque eso requiere – seguro – un cierto desembolso financiero previo.

“Hay miles de millares de dólares en juego cuando usted está en un nivel de la remuneración cómo ejecutivo: la fraseología importa, los puntos decimales importan, la clase de equidad con la que se están abordando las materias, así como las implicaciones fiscales que tienen son enormes y usted debe preverlas. Cuando se trata de esto, gastar unos cuantos miles de dólares por adelantado para revisar su contrato de trabajo y asegurarse de que todas las “t” están cruzadas y los “Ies” están apuntadas es una gran inversión”, aseguró la experta.

Por encima de todo, asegúrese de estar siendo respetuoso, flexible y abierto durante toda la negociación. Muchas personas, especialmente a nivel ejecutivo, creen que jugar duro es la única manera de asegurarse de que las mismas se manejan a su favor, pero Seidel dice hacerlo de esta forma es más viable.

“Sea respetuoso con el proceso, sea respetuoso con la oferta. Obviamente le gusta la empresa, le gusta el rol, le gusta la oportunidad y quiere hacer que funcione para que sea mutuamente beneficioso. No es que va a obtener el mejor trato y se va ir para nunca ver a esas personas de nuevo. Seguramente será una relación a largo plazo, por lo que tiene que empezar con el pie derecho”, insistió Seidel.