Microsoft y Qualcomm logran uso de aplicaciones en smartphones con Windows 10

Microsoft, piensa hacer compatibles las aplicaciones de escritorio para Windows 10, incluyendo Office o Photoshop con los procesadores ARM que usan la mayoría de smartphones.

CIO América Latina| Mario Augusto Beroes Ríos|@marioberoes22

A pesar de los detractores, las denuncias y protestas de muchísimos usuarios que han rodeado el tiempo de vida de Windows 10, que prometía ser un sistema operativo para todos los dispositivos, desde un PC a un smartphone, muchos usuarios no podían utilizar el sistema operativo ideado por Microsoft en un teléfono o una tableta; simplemente no podían ejecutar las aplicaciones de escritorio tradicionales. Eso ahora cambiará.

Microsoft ha anunciado en un evento realizado en China, que las aplicaciones de escritorio para Windows 10 serán compatibles con los procesadores ARM, la arquitectura usada por la gran mayoría de los dispositivos móviles de hoy en día.

Esto se debe gracias a la asociación entre Microsoft y Qualcomm, donde esta última al utilizar el chip Qualcomm Snapdragon 820 de casi cuatro años de antigüedad y 4 GB de RAM, logra un funcionamiento perfecto de las aplicaciones de Windows 10 en un teléfono inteligente de gama alta.

Según Microsoft, no se habla simplemente de apps compatibles con una interfaz de pantalla táctil, sino de programas de productividad completos, como Office, o de diseño profesional, como Photoshop. Esto, sin contar con los videojuegos para Windows 10. Además, según la compañía estadounidense, los desarrolladores no tendrán que cambiar ningún aspecto de sus aplicaciones para que funcionen en teléfonos inteligentes.

La idea central en Microsoft es impulsar la Universal Windows Platform y que las aplicaciones de esta plataforma sean más eficientes en cuanto a consumo de energía, más amigables al tacto y escalables que el software heredado de plataformas x86. Ejecutar aplicaciones x86 implica el riesgo de sobrecargar el teléfono y acortar la duracción de la batería.

Visto de esta manera, pareciera que la visión de Microsoft de Windows 10 como un sistema operativo para todo tipo de hardware empieza a hacerse realidad. Todo apunta a que los futuros dispositivos Windows 10 simplemente sean teléfonos inteligentes que se podrán acoplar a un ordenador portátil o una configuración de escritorio cuando se necesite hacer un trabajo complejo.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.