Proveedor del iPhone será comprado por TDK

La empresa japonesa, proveedora de componentes eléctricos, TDK, anunció su interés por adquirir la compañía IvenSence.

El gigante japonés se haría propietaria de una empresa que tienen entre sus principales clientes a Apple y Samsung. Así concreta su apuesta por la diversificación como fuente de su crecimiento.

Un cable de la agencia británica Reuters, informa que la compañía japonesa está en conversaciones para adquirir a la estadounidense InvenSense, un fabricante de chips que produce sensores de movimiento que están presentes en dispositivos de marcas como Apple y Samsung.El gigante japonés de los componentes electrónicos se hace con una empresa que tienen entre sus principales clientes a Apple y Samsung.

La oferta que ha puesto sobre la mesa TDK para hacerse con InvenSense incluye el pago de 12 dólares por acción, aunque debido al hecho de que las negociaciones no se han completado, si se llega a un acuerdo el precio final podría variar.

Las deliberaciones se han llevado en un absoluto bajo perfil, sin embargo las acciones de InvenSense subieron un 28% a $ 10,57, dando a la compañía una capitalización de mercado de aproximadamente $ 1 mil millones. Ya en octubre, la empresa confirmó la contratación de una firma de asesoría financiera para evaluar “posibles muestras de interés de compra”.

Operación segura

InvenSense sería la última empresa que formaría parte de una ola de consolidación en la industria, como los fabricantes de chips para teléfonos inteligentes enfrentan intensa competencia de precios y buscan escala, como ha sucedido con la fabricante de chips Qualcomm Inc, quien selló la compra de NXP Semiconductors NV por unos $ 37.300 millones.

InvenSense, que compite con STMicroelectronics NV y Bosch SensorTech, ha dicho que cree que la demanda de sus productos giroscopio crecería a medida que más consumidores bajan juegos en sus teléfonos.

TDK, una vez que un fabricante de cinta de audio con éxito, prosperó en cabezas magnéticas para unidades de disco duro hasta que la demanda de computadoras personales alcanzó su punto máximo.

Si todo va bien y se cumplen las previsiones de las empresas implicadas en las negociaciones, en unos quince días, es decir para finales del mes de diciembre ya podría haberse producido un acuerdo que permita a TDK comprar y tener dentro de sus activos la compañía estadounidense, o como señaló un ejecutivo de TDK, “llevar a buen puerto la operación”.

Entre las señas de identidad de los sensores de movimiento que desarrolla InvenSense, destacan el bajo consumo de energía que ofrecen, así como el escaso grosor de los mismos, de forma que ocupan muy poco espacio en los terminales en los que son instalados.

 

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.