1

SDS: el futuro en infraestructura para TI

En los últimos cinco años el almacenamiento definido por software, o Software Defined Storage (SDS), ha cobrado mayor ímpetu en el mercado de TI.

Esto obedece al hecho que ofrece una perspectiva mucho más simple en comparación al almacenamiento tradicional de datos, porque el software que controla las funcionalidades relacionadas al almacenamiento se encuentra separado del hardware.

Douglas Wallace, gerente general para MCO de Pure Storage, plantea que esto implica una reducción en la complejidad, debido a que ya no es necesario fabricar el hardware a la medida.

“La innovación no solamente está ligada a la fabricación de componentes de hardware, sino que surge del desarrollo de software, que es más ágil, reduce los ciclos de desarrollo y tiene un tiempo más rápido de llegada al mercado”.

“Para los usuarios en las empresas que dependen de la infraestructura tecnológica, el elemento de almacenamiento ‘definido por software’, posibilita mejores niveles de respuesta y agilidad. El cliente busca mayor flexibilidad con su almacenamiento, desde reducción del espacio físico, hasta simplificar la implementación y administración continua. Así, al eliminar la complejidad del hardware, también se simplifica el software”.

Wallace: apalanca el SDS

Wallace plantea como ejemplo la manera en que los datos están protegidos en un disco mecánico (hard-disk) estándar. Añade que si se tiene un solo disco físico, quiere decir que, de presentarse una falla mecánica en ese disco, se pierden todos los datos.

-Cuando se usa un conjunto redundante de discos independientes (RAID), los datos se protegen ya que se tienen copias múltiples de los datos distribuidas en varios discos físicos, además de comprobaciones de paridad empleadas para recrear la información en caso de falla del disco. Las soluciones tradicionales de almacenamiento emplean discos de repuesto que permanecen inactivos, sencillamente esperando una falla, para reconstruir los datos perdidos en el disco, utilizando la información de paridad.

En lugar de proporcionar disponibilidad a nivel de disco físico, un método de almacenamiento mucho más eficiente y confiable es a través de hardware como los discos de estado sólido (Solid State Drives, SSDs) o también conocido como flash. Como son mucho menos propensos a fallas, permiten que los RAID sean removidos de la unidad de disco física en segmentos (que incluyen la paridad) y están distribuidos en múltiples SSDs dentro del equipo de almacenamiento.

En su opinión, el beneficio fundamental es que, en caso de que las SSD presenten alguna falla, solamente los datos en uso se reconstruyen desde la paridad en cuestión de minutos, a diferencia del disco físico completo, el cual puede tomar varios días.

“Pure Storage, por ejemplo, implementa su tecnología RAID-3D que protege incluso si llegaran a ocurrir fallas en dos discos al mismo tiempo, sin tener pérdida de datos o rendimiento. Además, su funcionalidad de auto-recuperación (self-healing) remonta los bloques con paridad única, a partir de la falla de un disco, para aumentar la protección de datos mientras llega el nuevo SSD. Muchas veces, dependiendo del espacio libre en los SSDs, para cuando llega el reemplazo, los datos vuelven a estar todos con doble paridad, entonces el nuevo SSD es usado para nueva escritura de datos”.

Otro beneficio importante,en su opinión, del software definido por SDS, es que, al cambiar los componentes de la solución de almacenamiento, no se impacta la disponibilidad del sistema. La inversión puede ser inicialmente mínima e ir creciendo con el tiempo, sin interrupción al negocio. Esto crea un modelo SDS al estilo suscripción donde el cliente solamente compra lo que quiere, según lo necesita. A medida que cambian las necesidades y las proyecciones de planeación en la capacidad, se pueden introducir componentes adicionales para escalar la capacidad o el desempeño.

“El almacenamiento definido por el software (SDS) no solamente es valioso para un equipo de tecnología, en el sentido de ahorrar tiempo que se puede redireccionar al negocio, sino que también apoya el crecimiento general de la organización. Es evidente que el software definido es el futuro de los componentes de infraestructura y eso que ni siquiera hemos empezado a ver cómo llega a impactar la orquestación o la automatización”.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.