1

Whatsapp asume medidas anti-spam adicionales

Puesto que a encriptación de extremo a extremo no fue suficiente, WhatsApp ha recurrido a otros métodos para combatir los mensajes no deseados.

Vía Factory Pyme 

Si su startup acostumbra a usar el WhatsApp como canal de mercadeo digital, quizás deba repensar y afinar con mucho cuidado su estrategia.

Parece un hecho que realizar la Atención del Cliente (ATC) a través de esta mensajería es una excelente idea pero, también, que la apps de mensajería es un canal que al algunos consideran como demasiado privado para recibir publicidad.

En todo caso, la pregunta siempre será: ¿Puede funcionar un filtro de spam sin leer el contenido de los mensajes de cada usuario? La empresa piensa que sí. Y esta decidida a demostrarlo. Hasta ahora, las cosas no han sido enteramente satisfactorias: desde abril de 2016 la aplicación de mensajería ha estado luchando (con bastante éxito) contra el uso indebido del spam (mensajes basura), incluso después de que implementó el cifrado de extremo a extremo.

Eso cifrado significa que nadie, ni siquiera WhatsApp, que no sea ell destinatario puede leer el contenido de los mensajes.

Buenas y malas noticias

La encriptación extremo a extremo fue, en principio, una buena noticia. Más privacidad. Claro está después vino el “detalle” de que la misma puede plantear problemas para la detección de spam.

Y es que, si WhatsApp no ​​puede escanear sus mensajes en busca de contenido sospechoso, ¿cómo puede filtrarlos efectivamente.

“En realidad reducimos el spam en un 75% por ciento desde el momento en que lanzamos el cifrado de extremo a extremo”, destacó el ingeniero de software de WhatsApp, Matt Jones

Destacó que Sus mecanismos de detección de spam funcionan mirando el comportamiento inusual de los usuarios en tiempo real.

Por ejemplo, WhatsApp analizará durante cuánto tiempo se ha registrado un spammer sospechoso en WhatsApp o cuántos mensajes ha enviado en los últimos 30 segundos.

¿Muchos muy pronto?=Spamer

James explicó que, para detectar aquella actividad que – posiblemente – es malintencionada, WhatsApp ha estado estudiando el comportamiento de los spammers que ya han sido prohibidos en la plataforma.

Eso ayudó a WhatsApp a identificar los trucos de ese “oficio” y le permitirá, de ahora en adelante, buscar patrones reveladores, como la evidencia de que un actor malo estaba ejecutando un script de computadora para enviar una inundación de mensajes de WhatsApp.

¿Será suficiente? Ellos creen que si. Así que es conveniente que tome notas para que sus mensajes no sean confundidos y terminen llegando a ninguna parte.

Mejor use los grupos para difundir su estrategia. Allí, al parecer no hay problema ni confusiones que puedan hacerlo perder el tiempo. Además, los grupos son más fácil de medir como estrategia. Revise esa opción con más interés.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.