El futuro de los wearables está en las empresas

El 70% de las empresas multinacionales impulsarán el uso de wearables lo cual, probablemente, saque su uso de la zona de confort actual.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Así como, año tras año, las tablets y los PCs parecen morir definitivamente, los wearables son una eterna promesa de futuro mejor que no termina e llegar.

Especialmente en América Latina región que, al igual que otras emergentes, privilegia la tecnología por uso. Así que, si realmente hemos de ver un repunte en la región de estos equipos es por que las empresas “vistieron” a sus colaboradores con ellos.

¿Para qué? Las razones son muchas, especialmente en industrias donde la movilidad está saliendo de las ventas y se está convirtiendo en un valor de producción.

Un ejemplo es el de GE que ha probado la eficiencia de software para mantenimiento de máquinas complejas en entornos de bajo presupuesto, Skylight, con vestibles a través – entre otros recursos – de su General Electric Wearables Challenge. Los resultados son presentados cada vez en el Wearables Tecnology Summit que se realizará en Boston en el próximo otoño.

“La plataforma aumenta la eficiencia del 30% al 50% desde el primer uso y las empresas que utilizan la tecnología de experiencia un aumento del 30% en la calidad de la producción, además de un aumento del 20% en la utilización de recursos“, afirmó el vicepresidente de Manafuctura industrial de GE, Paul Boris.

Más versátiles y “smart”

Pero, si es así, ¿por qué los weareables no están mejor posicionados? ¿Por qué ha costado tanto que el mercado madure y se consolide, especialmente se consolide?

“Esta tiene que ser la oportunidad para que los wearables inteligentes proporcionen aplicaciones multifuncionales y de terceros tanto para los consumidores como para los usuarios de negocios“, destaca el informe de IDC del 3Q2016.

El informe destacaba que éstos dispositivos deben avanzar hacia interfaces de usuario más intuitivas, una experiencia del usuario sin fisuras de conectividad, mayor independencia y aplicaciones que vayan más allá de la salud – cuidado físico sino, más bien, que puedan agregar valor a la productividad personal y profesional.

Por su parte, la directora de investigación de Gartner, Angela McIntyre, señaló a los medios durante la realización del CES2017 considera que las empresas serán fundamentales en impulsar estos dispositivos pues la firma estima que el 70% de las empresas multinacionales patrocinará el uso de estos dispositivos en algún programa de seguimiento fitness.

La ejecutiva considera que los proveedores deben esforzarse por hacer los dispositivos más “smart” y brindarle a la gente opciones para usarlos más allá del ámbito de la salud, aunque no tengan las capacidades de los smartphones.

Algunas de estas funciones adicionales deberían abordar áreas como pagos, la interacción por voz con los Asistentes Virtuales Automáticos (AVA), así como mejoras en el sistemas de autenticación.

“Pero igual los wearables ya ofrecen muchas ventajas. Pueden ser completamente manos libres con un auricular Bluetooth o un SmartWatch para que no tenga que llevar el teléfono móvil en la casa para comunicarse con el VPA o recibir alertas. Puede estar lejos de un altavoz inalámbrico habilitado para VPA (como el Echo de Amazon o Google Home) y aún así acceder a sus capacidades, por ejemplo, para elegir la música, controlar el hogar conectado o hacer una compra en línea. Todo ello con la voz como interfaz clave de la tecnología”, destacó McIntyre.

Casado con la IoT

Estas ventajas que señala la directora de Gartner son fundamentales para entender por qué siguen pareciendo en la lista de favoritos así como la forma en que se harán populares – eventualmente – en América Latina: las empresas multinacionales.

Por otra parte, suele olvidarse que los wearables TAMBIÉN son Objetos Conectados, sin importar – como con los autos o drones – que tengan una categoría propia.

¿Qué significa ésto? Qué las simpatías que suelen haber en torno a la IoT los incluye y que los avances que estamos viendo actualmente en la interfaz de voz y el aprendizaje de máquina se verán reflejados más temprano que tarde en estos dispositivos.

¿Nos sorprende que, mañana, podamos comprar café desde la cafetera para que nos lo lleven y que el dispositivo nos indique. (haga el pedido) cuánto debemos comprar?

Lo único mejor que eso es recibir una notificación – factura tanto en nuestra smartphone como en nuestra smartwatch para que confirmemos la operación que, seguramente, se está pagando con Visa gracias a su alianza con el Watson IoT de IBM.

O en el caso de nuestra empresa, que nos pida autorización para cambiar de proveedor a uno con mejores precios y tiempos de entrega.

Los veremos llegar, como otras tecnologías de punta, de mano de las empresas líderes. Hay q que estar preparados por el impacto directo y en nuestros mercados.