Tres estrategias para consolidar 5G en telecomunicaciones

¿Es la tecnología 5G el siguiente paso en redes inalámbricas? Para muchos así pareciera, aunque hacen la salvedad que para lograr dicha expansión necesitarán de una conectividad perfecta.

Una predicción de Gartner dice que para el 2020 habrá más de 20 mil millones de dispositivos interconectados en el IoT, lo que tendrá un impacto significativo en las redes. Cada vez habrá una mayor demanda de ancho de banda, y la búsqueda de la mejor experiencia posible por parte de los usuarios forzará a las redes a evolucionar, lo que podría avalar un futuro prometedor para el 5G.

Sin embargo, para Kevin Linehan, VP de la Oficina del CTO de CommScope, el desarrollo de la tecnología 5G no sólo conllevará innovaciones en futuras soluciones, “sino que exigirá la aplicación de nuevas estrategias para lograr la visión 5G”.

-En mi opinión son tres estrategias fundamentales, y la primera es la densificación que con el aumento de ancho de banda requerida para LTE, se necesitarán más cell sites o sitios celulares, más macrositios, más sectores de macrositios, un mayor número de small cells y más puntos de acceso en interiores, por lo cual se requerirán más redes de backhaul, más fibra y mejor tecnología para satisfacer ese ancho de banda.

Por esta razón, para macrositios se verán avances como MIMO masivo, que puede brindar diez veces el avance en eficiencia espectral, mientras que para small cells vamos a ver el uso de ondas milimétricas que van a proveer canales de ancho de banda no en decenas de MHz, sino en cientos de MHz, lo que proveerá incrementos increíbles en el rendimiento.

La siguiente estrategia señalada por Linehan es la virtualización, que consiste en transformar la red en un gran Data Center de hiperescala; mientras que la RAN será más como una serie de Centros de Datos distribuidos.

“Esta virtualización permitirá un nivel de eficiencia superior en la red y mayor agilidad, mientras que para los operadores significará un rápido despliegue de nuevos servicios para los consumidores”.

La tercera estratergia es la optimización, y es ahí donde las redes se vuelven más eficientes gracias a las nuevas tecnologías como redes de auto organización (SON) avanzadas; el beamforming avanzado, y el mejor uso de espectros, ya sea compartido, con licencia o sin licencia.

“Aunque comercialmente 5G se espera salga al mercado en el año 2020, tanto operadores como proveedores están ya preparándose para soportar esta nueva tecnología. En los años siguientes se desarrollarán nuevas soluciones en torno a redes convergentes (inalámbricas y cableadas), así como un cambio en la arquitectura clásica de las redes, incluyendo la nube y la virtualización, logrando mayor eficiencia en la transmisión de datos”.

Mario Augusto Beroes Ríos

Periodista graduado en la UCV en la mención Audiovisual.

Subscribe!