Telefónica negocia su empresa de infraestructura

La operación de venta de Telxius por Telefónica a el fondo KKR podría alcanzar unos US$ 850 millones que se utilizarán para sanear las cuentas de la matriz.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Desde que Telxius fue creada se anticipó que su creación misma era parte del proceso de reorganización de Telefônica para sanear sus cuentas y reducir sus niveles de apalancamiento.

No sorprende, entonces que la empresa subsidiaria en que la multinacional de telecomunicaciones concentró buena parte de su infraestructura excedentaria este siendo negociada para su venta en este momento.

Según el acuerdo reportado por la agencia Reuters, Telxius estaría valorado en €3.678 millones (US$2.452 millones), incluyendo deuda.

El proceso de venta del 40% de Telxius al fondo KKR por 1.275 millones de euros se realizará en dos tramos. Durante la primera fase Telefónica venderá un 24,8% de Telxius por aproximadamente US$ 527 millones (€790,5 millones) mientras que, en la segunda fase, los dos grupos tienen opciones de compra para el. 15,2% restante ejecutables en el cuarto trimestre de 2017.

Más versátiles y “smart”

Esta última operación se encuentra estimada en 484,5 millones de euros, es decir, unos US$323 millones.

“La venta parcial de Telxius supone un paso en la buena dirección (…) aunque todavía es una gota en el océano de deuda de Telefónica”, dijeron los analistas de Bernstein.

La venta se ha acordado a un precio de 12,75 euros por acción, dentro del rango de entre 12 y 15 euros fijado para la OPV de Telxius, que Telefónica suspendió en una decisión que a la postre supuso un cambio en la estrategia del grupo.

Desde entonces, la empresa ha recortado los dividendos y se ha desvinculado del objetivo de reducir deuda en 2017 a 2,35 veces Ebitda para quitar presión sobre la política desinversora del grupo e intentar eliminar el cartel de “vendedor forzado” que el objetivo previo le imponía y permite más holgura en la toma de decisiones de inversión y gestión.

La deuda de la multinacional está estimada en más de 50.000 millones de euros.