1

¿Rompió Snapchat con la maldición de las startups en Bolsa?

Quizás el entusiasmo no se mantenga. Pero, de momento, Snapchat ha superado exitosamente la prueba de la primera semana. Esperemos que pueda prevalecer.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Muchos se habían preguntado si Snap Inc. seguiría los pasos de Facebook o los de Twitter en su (esperada) salida a la bolsa que ocurrió este primero de marzo.

Y, aunque es temprano para cantar victoria, pareciera que la popular red social – mensajería tiene mejor estimación por parte de los inversionistas que la red de microblogging del pájaro azul.

En su primer día de negociaciones las acciones de la empresa se dispararon en un 44% sobre el valor de apertura y, aunque los expertos estiman que esto puede oscilar, el cierre de esta primera semana es  alentador.

No es para menos: en su primer día de cotización, Snapchat logró una valorización de mercado de US$28.300 millones – a la par con CBS Corp y Target Corp – debido a que la acción alcanzó los 22,48 dólares, muy por encima de los US$ 17 iniciales.

Si bien no es la más espectacular salida en bolsa de una startup tecnológica, solo Facebook había logrado resultados favorables en el mercado específico de las redes sociales.

El mercado Millennials

Para los que expertos, esta reacción del mercado es una muestra de respaldo a la (comprobada) capacidad de innovación de la red social.

Al parecer, el mercado ha valorado esto por encima de las dudas sobre si será permanente la ligera desaceleración en el crecimiento de número de usuarios que Snapchat ha venido experimentando o – mas importante – sobre el modelo de negocio de la empresa.

Además, el mercado pareció premiar la “independencia” de la empresa dueña de Snapchat: la app de mensajería recaudó 3.400 millones de dólares en su OPI el miércoles por la noche, por encima de los 3.000 millones de dólares que Facebook ofreció pagar por la compañía en el 2013.

¿Puede entonces Snap / Snapchat dormirse en sus laureles? Difícilmente.

Snapchat enfrenta una intensa competencia de rivales más grandes como Instagram, mientras lucha con una desaceleración en el crecimiento de sus usuarios.

Aunque sus ingresos han aumentado casi siete veces y los adolescentes y usuarios Millennials siguen adorando la aplicación, será el tiempo el que dirá si puede reducir sus deudas y mantener el respaldo del mercado.