Algoritmos superarán la aversión y repuntará para 2019

Aunque las investigaciones muestran una desconfianza por los algoritmos que se equivocan, Gartner estima que a tendencia a que proliferen es ascendente.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

“Cambio en el algoritmo”. Si usted es un CMO o CM y esa frase incluye a Facebook o Google es seguro que en las próximas tres semanas usted estará lidiando con un cambio de comportamiento de los visitantes a su página que no tendrá ninguna otra explicación.

Y esta pérdida de control es una de las razones que hace que haya una fuerte resistencia de algunas personas a los algoritmos, según una nueva investigación de Cade Massey y Joseph Simmons, profesores del departamento de Operaciones, Información y Decisiones de Wharton, y J. Berkeley Dietvorst, de la Universidad de Chicago, muchas personas se oponen a la utilización de algoritmos.

El fenómeno de la “aversión al algoritmo” choca con las tendencias tecnológicas de la analítica predictiva y el. Big Data pero no por ello deja de existir y, en ocasiones, de obstaculizar los procesos de adopción.

“Estudiamos la tendencia que tienen las personas de no querer seguir reglas específicas basadas en evidencias cuando se toman decisiones, aunque muchos estudios muestran que es precisamente de este modo que se deben emitir juicios y hacer predicciones. Muchas personas sólo quieren confiar en sus instintos y hacer las cosas siguiendo el camino que piensan que debe seguirse. Ellos no quieren depender de reglas coherentes basadas en la evidencia, aunque deberían hacerlo”, explicó Joseph Simmons.

Sólo el error humano

Una de las razones por lo que está necesidad de seguir sus instintos es mantener el control sobre sus acciones y toma de decisiones se combina con la aversión es que los algoritmos no son perfectos.

De hecho, parte fundamental de su tecnología es que deben y requieren del error para que funcione el machine learning o aprendizaje automático.

“En el momento en que ven al algoritmo o al computador cometer errores, prefieren no usarlo más, aunque el algoritmo o el ordenador cometan errores menores o menos frecuentes que ellos, subraya el investigador.

Destacó que la gente quiere que los algoritmos sean perfectos y esperan que lo sean.

“Nuestro primer estudio es un tanto pesimista y muestra que cuando las personas ven el algoritmo en acción, no quieren usarlo. Nuestro segundo estudio muestra que es posible que la gente use los algoritmos, siempre y cuando se les de un cierto control sobre ellos”, explicó.

Pese a la resistencia

Es bueno entonces que las empresas tecnológicas tengan esto en cuenta y lo capitalicen a favor de que la gente “perciba” que tiene “cierto control” sobre los algoritmos a su alrededor.

La consultora Gartner, sin embargo, estima que la tecnología se impondrá y sostiene que, para 2019 se presentarán 250.000 solicitudes de patentes en Estados Unidos, la UE y muchos otros países.

De estas patentes, muchas serán reclamaciones de algoritmos.

La empresa ha destacado que una búsqueda mundial en Aulive reporta que, de 17.000 patentes solicitadas en 2015 mencionaron el “algoritmo” en el título o descripción.

Además, el año pasado hubo más de 100.000 solicitudes que incluían la palabra “algortimo” en alguna parte del documento frente a 28.000 hace cinco años.

La manera en que estos códigos influirán sobre nuestra forma de trabajar y tomar decisiones es lo que aún está por verse.