Ahora es el turno de Telefónica de “compartir”

La empresa multilateral Telefónica deberá alquilarle a Vodafone parte de su infraestructura de fibra óptica en España por cinco años.

CIO AMÉRICA LATINA | Por Elibeth Eduardo | @ely_e

Son tiempos difíciles para las operadoras de telefonía. Especialmente para las que tienen posiciones dominantes en algún mercado.

Así, mientras Telmex y América Móvil todavía están en el proceso de objetar el tener que crear una nueva empresa para compartir su infraestructura, la multinacional Telefónica deberá hacer una contratación similar en España pero sólo con Vodafone.

Debido también a la nueva regulación del sector, la empresa debe ceder parte de su infraestructura de fibra óptica en España, en donde será un nuevo mayorista de servicios para su competidor.

La empresa multinacional posee la mayor red de fibra óptica de España, nación en la que atiende como clientes a unos 16 millones de hogares.

Vodafone, en cambio, se quedó algo rezagado con 9 millones luego de la multimillonaria inversión realizada en la compra de ONO, repartidos entre su red de fibra y la de cable.

Finalmente, Orange cuenta con, aproximadamente, otros 9 millones de hogares en España.

Apalancando operación inglesa

Cabe recordar que la legislación establece que el operador dominante estará obligado a dar acceso a sus competidores en el 65% de la población en donde la CNMC considere que no hay competencia suficiente, es decir, principalmente en poblaciones y municipios con baja densidad de habitantes.

Sin embargo y a diferencia del caso de Telmex, el regulador aun no ha establecido las tarifas que deberá cobrar Telefónica a Vodafone en aquellas áreas donde sea su concesionario.

Lo que sí ha sido ya determinado y aprobado es el tiempo de duración del acuerdo: CINCO (05) años.

Pese a ello, se estima que esta operación le permitirá a la empresa rentabilizar su gestión al punto de poder financiar el ofrecer servicios de internet de alta velocidad a sus clientes británicos.

Se espera que este acuerdo de mayoreo permitirá que Telefónica disminuya su deuda y rentabilice la multimillonaria inversión realizada para desarrollar su amplia red de fibra óptica y que pueda mantener el rimo de sus inversiones hasta llegar a 25 millones de hogares previstos para 2020.